Portada » Desconcierto en los presidentes autonómicos porque Sánchez les deja abandonados
Interesante y curioso

Desconcierto en los presidentes autonómicos porque Sánchez les deja abandonados

Javier Ruiz de Vergara

La llamada de socorro de Melilla y Asturias ha sido contestada por Illa con una petición de paciencia. Andalucía, País Vasco y Castilla-La Mancha no descartan el confinamiento domiciliario.

El estupor entre los presidentes autonómicos es generalizado. Emulando el refrán del “perro del hortelano”, el Gobierno no solamente se ha borrado literalmente de la gestión del Covid desde la aprobación del estado de alarma la pasada semana, sino que pone obstáculos a las decisiones adoptadas o reclamadas desde las regiones.

Y eso que el galimatías autonómico ya no conoce de siglas. Dos comunidades han solicitado ya formalmente el confinamiento domiciliario de sus ciudadanos: Melilla, gobernada por Cs, y Asturias, en manos del socialista Adrián Barbón.

Otras tres han anunciado este lunes que planean medidas similares en las próximas horas: Andalucía (PP), Castilla-La Mancha (PSOE) y País Vasco (PNV). Y la situación en todas ellas es crítica y los hospitales dan las primeras señales de fatiga en sus UCI.

Sin embargo, lejos de encontrar una respuesta ágil dentro de la autogobernanza impuesta por Pedro Sánchez, Sanidad ha dado largas este lunes incluso a uno de los suyos, el asturiano BarbónIlla ha reclamado “paciencia” para evitar una carrera de decisiones unilaterales. Que, sin embargo, ya se están adoptando a marchas forzadas con el gobierno de puente.

Uno de los que ha hablado más claro este lunes ha sido una vez más Emiliano García Page, que ha insistido en su petición de que la estrategia política contra el coronavirus venga regida desde ya a nivel nacional. Y concertando la estrategia con el PP, ha añadido. En esta jaula de grillos, por su parte, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha defendido que las comunidades eviten hacer nuevas propuestas “sin haber evaluado las anteriores para saber si fueron o no útiles”

Pero en el Gobierno no lo asumen así. Illa ha citado a Asturias este martes frenando las espectativas de ese cerrojazo domiciliario que reclama el ejecutivo autonómico. Con el resto se verá las caras en el Consejo Interterritorial de Salud este miércoles. Previamente, hay Consejo de Ministros este martes. Una gincana de reuniones sin que ni siquiera haya cerrado un documento que modifique el vigente estado de alarma para autorizar esos confinamientos domiciliarios a la carta.

Pero el problema es que la cifras no dan tregua. Y que la alarma de los expertos autonómicos se ha disparado. Los números tras el fin de semana, literalmente, aterran. Por eso los presidentes autonómicos parecen tener mucha más prisa que Moncloa y Sanidad.

Según los datos facilitados este lunes -festivo en seis comunidades, entre ellas Madrid-, en España los contagios desde el viernes se han disparado hasta los 55.019, un nuevo récord de fin de semana. Y 379 muertes más.

De esta forma, la tasa media actual de contagios en España en los últimos 14 días se sitúa en los 521,07 casos por cada 100.000 habitantes.

De los 4.334 nuevos casos, y a falta de los datos de Cataluña, 342 se han localizado en Andalucía, 692 en Aragón, 194 en Asturias, 44 en Baleares, 115 en Canarias, 146 en Cantabria, 57 en Castilla-La Mancha, seis en Castilla y León, 27 en Ceuta, 19 en Comunidad Valenciana, 371 en Extremadura, 529 en Galicia, 317 en Madrid, 32 en Melilla, 28 en Murcia, 525 en Navarra, 790 en País Vasco y 100 en La Rioja.

La “paciencia” de Moncloa y plantón al Senado

Prueba de la actitud de desgana de Sánchez es el pleno del Senado de este martes. El presidente va a volver a plantar a la Cámara Alta en un sesión de control. Por allí no pasa desde el 8 de septiembre. No hará como Macron o Merkel, que comparecieron solemnemente ante sus parlamentos la pasada semana. O como Boris Johnson y Giuseppe Conte, que lo han hecho este mismo lunes.

En Moncloa sin embargo, las estadísticas no parecen alarmar. Su respuesta la ha verbalizado este mismo lunes el ministro Illa con una palabra que ha causado estupor generalizado: “Paciencia”.

Etiquetas
----