Portada » Entrevista a Villacís: “Este Cs defiende exactamente lo mismo que con Rivera”
Interesante y curioso

Entrevista a Villacís: “Este Cs defiende exactamente lo mismo que con Rivera”

Gonzalo Bans

La vicealcaldesa de Madrid presume de su Gobierno de coalición con “José Luis” -así llama al alcalde-, resta hierro a las rencillas de Ayuso y Aguado y habla de los Presupuestos de Sánchez.

Lleva en el cargo de vicealcaldesa de la capital de España casi año y medio. Tras apoyar la retirada de las calles franquistas en el pasado y las de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto hace unas semanas ha dicho que basta ya, que, si quieren seguir mirando al pasado, no cuenten con ella. ¿Veremos a Ciudadanos en la misma foto que ERC y Bildu apoyando los Presupuestos del PSOE y Podemos? Según nos dice, jamás. Así que Sánchez tendrá que elegir. ¿Cuánto tiempo en política le queda a Begoña Villacís en política? Aún no nos confiesa cuáles son sus metas, pero sí que no va a estar en lo “público” toda la vida.

¿Cómo está Madrid: mejor que hace año y medio cuando llegaron al poder, o peor? Si preguntáramos a los ciudadanos, ¿qué cree que dirían?

Creo que está siendo mejor gestionado. Las prioridades están mejor definidas y establecidas. El Gobierno que estamos llevando a cabo es un buen Gobierno. Pero, siendo objetivos, la pandemia hace que muchos madrileños no estén mejor, que no sepan si van a poder mantener su negocio abierto, si van a salir del ERTE, muchos no tienen trabajo ahora mismo y, sobre todo, hay muchos madrileños que han perdido a sus seres queridos durante la pandemia. Y eso, objetivamente, es muy duro para cualquiera.

La Comunidad de Madrid es de las pocas que no ha cerrado la hostelería al 100% y eso ha permitido, en la capital, salvar miles de empleos. ¿Tienen la fórmula mágica para salvaguardar la economía y la salud? ¿Es posible?

Aquí no hay magia, aquí lo que hay es mucha ciencia. Además, no podemos cantar victoria porque esta pandemia nos ha dado a todos un baño de humildad importante y no puedes considerar que has ganado en ningún momento. Mira lo que ha pasado en Asturias, que ha sido un ejemplo de buena gestión y ahora vuelven a estar en una situación muy complicada. Lo que sí hemos entendido es que tenemos que conciliar las dos cosas: la economía tiene que seguir y tenemos que salvar vidas. Y eso es lo que estamos haciendo en la ciudad de Madrid.

Después de esta pandemia se nos avecina una situación económica muy complicada, con un tejido de la clase media muy dañado con lo que tenemos que impedir que tenga los peores resultados.

Usted no está en el Ministerio de Sanidad, tampoco en el Gobierno regional, pero, como vicealcaldesa, ¿qué tipo de información maneja sobre la Navidad? ¿Se consumirá y se podrá ir tranquilamente por las calles? ¿Podremos reunirnos con nuestros seres queridos? ¿Qué vaticina?

No estamos en tiempos de poder vaticinar. Si tuviésemos que fiarnos de la tendencia, la tendencia es buena. Pero esta pandemia está llena de trampas y es traicionera. No podemos confiarnos. No me gustaría salir con un mensaje de confianza porque quiero que la gente mantenga una cierta desconfianza porque la responsabilidad individual es fundamental.

¿Cómo vamos a tener las navidades? Como nosotros queramos. Depende de todos y cada uno de nosotros. Si cada uno asume su parcela de responsabilidad, vamos a tener unas buenas navidades. Si no, no. En cualquier caso, las navidades con tantos madrileños como hemos perdido no van a ser unas buenas navidades. Van a ser unas navidades con una cierta tristeza en esos hogares. Pero Madrid tiene que seguir vivo, tenemos que salir adelante, tenemos que ir a nuestros comercios de barrio. Desde aquí pido a la gente que vaya a su comercio de barrio que, muchas veces, depende de esa compra que vas a hacer para seguir vivo.

Como vicealcaldesa, como miembro de Ciudadanos, ¿cómo ha vivido ese tira y afloja entre el Gobierno de Sánchez y el de Ayuso? ¿Cree que siempre han velado por el interés general o alguno ha velado por el interés partidista antes del bien común?

Creo que lo que no puede ser es que cada uno se busque la vida. ¿Por qué tengo la sensación muchas veces de que todo se está politizando? Porque hay alguien que no ha hecho su trabajo. En mi opinión, el presidente del Gobierno debería haber asumido su responsabilidad. Lo está haciendo Macron, Merkel… Gobernar un país en un momento de pandemia con una crisis económica incipiente es algo duro que puede costar votos, pero para eso está un presidente de Gobierno.

Un presidente de Gobierno no está para hacer uso del helicóptero cuando quiera, eso no te hace presidente del Gobierno. Lo que te hace ser presidente del Gobierno es coger el timón del país en un momento muy complicado. Y si el vicepresidente y el presidente aprobasen unos criterios nacionales que afectasen a toda España por igual, no tendríamos a 17 comunidades buscándose la vida, creando esos tira y afloja y generando mucha incertidumbre entre los ciudadanos, que un día se levanta y no sabe cuál es la normativa aplicable. Eso se soluciona si el presidente de España hiciera su trabajo…

¿Cree, por tanto, que Sánchez no ha estado a la altura de otros presidentes europeos como Macron o Merkel, no?

Debería haber hecho más. Comprendo que es difícil una crisis como esta que no viene con un manual de instrucciones. Comprendo los errores iniciales… Creo que en el Ayuntamiento de Madrid hemos ofrecido una lealtad a la que la gente no está acostumbrada en política. Y estoy convencida de que quiere lo mejor para el conjunto de los españoles y no quiere que se pierdan vidas, pero en esta vida hay que asumir responsabilidades. Y en momentos determinados, cuando el país ha estado en la situación más critica de la historia de la democracia, uno tiene que asumir responsabilidades cueste lo que cueste. Y si cuesta votos, los cuesta; y si cuesta apoyos, cuesta apoyos; y si uno se levanta con reveses en las portadas de los periódicos, uno lo asume porque forma parte de su cargo.

El vicepresidente Aguado propuso un parón de 21 días en la actividad para llegar bien a Navidad y reactivar el consumo. Finalmente, no se ha hecho, pero, ¿usted compartía esa receta?

El vicepresidente no hablaba de confinamiento… Propuso tomárnoslo muy en serio durante 15 días, con unas restricciones muy vigiladas, inspeccionadas, para garantizar que la campaña de Navidad no se pierde también para el comercio. La campaña de Navidad es donde el comercio espera encontrar su balón de oxígeno, por eso es tan importante. Tenemos que ser conscientes de que vamos a tener que convivir con el virus. Por ejemplo, es mucho más fácil controlar el virus en establecimientos regulados, es decir, en un bar, en un establecimiento hostelero que, ya de antes, están sometidos a muchas inspecciones sanitarias, por lo tanto están preparados para afrontarlo.

Uno sabe que puede entrar la Policía en cualquier momento y verificar si las mesas son de seis, si la persona que atiende lleva mascarilla, es decir, todas las normas que hay son verificables por parte de la policía. No así en los domicilios. La hostelería es segura, se ha demostrado, la tasa de contagios no llega al 2% y aunque haya pocos que incumplen, no pueden manchar a la mayoría de hosteleros que han hecho las cosas bien.

José Luis (Martínez Almeida) y yo tenemos una muy buena relación

 

Su relación con el alcalde Almeida parece que es fluida, leal, más allá de las diferencias ideológicas que puedan tener… ¿Por qué cree que no es así en la relación entre Ayuso y Aguado? ¿Por qué hay más tiranteces entre ellos?

José Luis y yo tenemos una muy buena relación. Siempre la hemos tenido, ya desde la oposición. Y somos los dos conscientes de lo importante que es hacer un buen gobierno de centro y de derecha, un gobierno liberal-conservador, que tenga prioridades claras. Creo que estamos funcionando muy bien. Somos un ejemplo de Gobierno de coalición. También estamos teniendo una oposición que ha sabido estar a la altura en los momentos determinados.

Y Ayuso y Aguado, ¿no han estado a la altura?

Creo que están la misma línea, pero no es lo mismo. No es lo mismo una comunidad que un ayuntamiento, porque las competencias son distintas. Una comunidad tiene competencias sanitarias, de educación… ahora, en momentos de pandemia, tienen que resolver asuntos muy complicados, tomar decisiones muy difíciles, estar constantemente mirando datos que son terribles. La institución se ve sometida a un estrés al que no nos hemos visto sometidos nosotros y, eso, hace que muchas veces que haya mucho más foco y aquello que es una discrepancia natural, se magnifique. También creo que hay gente muy interesada en magnificar las diferencias, sobre todos aquellos que no les gusta que haya un gobierno de centro derecha que funcione bien.

Entonces, ¿las diferencias entre Aguado y Ayuso no cree que sean irreconciliables?

No, no lo son. Es normal que se discrepe, somos partidos distintos. En el Ayuntamiento también hemos discrepado, por ejemplo, en cuestiones medioambientales, porque somos proyectos distintos. Pero hemos salvado esas diferencias con bastante elegancia y unas veces “ganan” ellos, otras nosotros… Pero ha imperado el sentido común.

¿Qué van a hacer finalmente Ciudadanos con los Presupuestos? No han presentado una enmienda a la totalidad. ¿Esto quiere decir que os vais a sentar a negociar con el Gobierno?

Ya hemos negociado. Hemos sido útiles. No hemos presentado una enmienda a la totalidad y, a cambio, hemos conseguido que una familia media con dos hijos se ahorre 800 euros al año si utilizan la escuela concertada. Nosotros siempre hemos defendido el derecho de los padres a elegir. Es un principio que siempre vamos a defender. No se podía obviar que en un momento en el que hay una incertidumbre enorme, con gente en paro o a punto de perder el empleo, es importante que los padres de la educación concertada y especial tengan esa ayuda. Además, que la sanidad privada no sea más cara ahora mismo cuando está sirviendo, además, para descongestionar a la sanidad pública; que las empresas no tengan que pagar un 15% más que hubiera sido una medida populista y totalmente contraproducente… hemos sido mucho más útiles con 10 escaños de lo que han sido muchos partidos que tienen muchos más escaños.

Eso no quita que, habiendo conseguido estos logros para todos los españoles, nunca hemos escondido que Sánchez tendría que elegir: entre el constitucionalismo y favorecer el proyecto de todos, de todos los españoles, o el proyecto de unos pocos. Siempre hemos defendido el asunto de la lengua, por ejemplo, en el Parlament a contracorriente, con un precio enorme que han tenido que pagar quienes defendían el castellano en el Parlament. Es algo que no vamos a conceder y Sánchez va a tener que decantarse.

Es decir, retirar la enmienda que elimina el castellano como lengua vehicular en Cataluña ¿es una línea roja (o naranja) fundamental para ustedes?

Es absolutamente fundamental, no para nosotros sino para todos los españoles.

Otegi ha dicho que Bildu va a apoyar los Presupuestos de Sánchez. ¿Les preocupa apoyar unos presupuestos con Bildu y ERC o Ciudadanos no va a apoyar unas cuentas con estos partidos?

Los que más preocupados parecen son ellos. Todas las declaraciones que hay de ERC, de Podemos… no les preocupan ni Vox ni el PP. Los que les preocupan somos nosotros, que somos los que somos capaces (y lo hemos demostrado con nuestras negociaciones) de hacerles desaparecer de los Presupuestos.

Entonces, ¿qué le parece que el portavoz de Podemos, Pablo Echenique, haya dicho que los Presupuestos son contrarios a la ideología de Ciudadanos, pero que los apoyarán porque quieren huir de la foto de Colón o que se jactase de que ‘Ciudadanos finalmente apoye los presupuestos socialcomunistas’?

Lamentablemente en política tiene que haber de todo. Hay gente que se dedica a hacer política, otra gente a hacer gracias. Y, en fin, parece mentira, pero todos cobran igual. Todos cobran igual. Creo que cuando un partido como Ciudadanos (liberal) está haciendo las cosas bien se nota, por ejemplo, porque Podemos rabia.

Que Cs está haciendo las cosas bien se nota porque Podemos rabia

Lamento que tengan rabietas, lamento que le moleste nuestra presencia, pero es que estamos precisamente ahí, no para que Echenique se enfade, la verdad, pero si se enfada Echenique es que los Presupuestos van a alegrar a la mayoría de ciudadanos.  Recuerdo un tuit de Echenique en esa línea, que habíamos negociado un presupuesto con PSOE y Podemos. Pero claro, es que los presupuestos son menos populistas y menos de Podemos gracias a nosotros. Y eso les sienta mal. Cuando se escandaliza Podemos o ERC o cuando tienen una rabieta, es que vamos en la dirección correcta.

¿Qué garantías tienen de que Sánchez cumpla los compromisos que adquiere con ustedes? En junio, por ejemplo, Ciudadanos votó la prórroga del estado de alarma a cambio de aprobar leyes para que en caso de una segunda ola de COVID-19 no fuera necesario el estado de alarma, y el Gobierno no las ha aprobado..

A ver. ¿Hasta qué punto ha sido importante desvincular los ERTE del estado de alarma? Ha sido vital. Es algo que no ocupa muchos titulares, pero de lo que se han beneficiado muchísimos españoles. Es que España estaba en una situación de Alarma objetivamente. También en otros países. No era aconsejable la movilidad interterritorial, eso lo sabía todo el mundo. Era una decisión científica. De esa situación sacamos decisiones beneficiosas para todos los españoles.

¿Garantías de Sánchez? Ninguna. Ya le conocemos todos. Precisamente porque le conocemos es mejor tenerlo controlado que descontrolado. Es mejor negociar con ellos y asegurarte de que retirar una enmienda a que vaya sin frenos de la mano del populismo y del nacionalismo. Siempre va a ser más fácil quedarte en tu rincón y criticar. Siempre. Pero es totalmente inútil.

¿Cree que Albert Rivera, a día de hoy, se arrepiente de no haber pactado hace año y medio con Pedro Sánchez y así haber evitado el Gobierno del PSOE con Podemos? Ciudadanos tenía la llave…

Yo creo que no. Rivera dijo en aquel momento que iba a ocurrir lo que ha ocurrido. Sánchez no quería pactar con Ciudadanos, nunca nos ofreció un pacto. De hecho, nos adelantó que quería pactar con Podemos y con los nacionalistas que son, al final, los que le pueden asegurar un Gobierno. Son los más cómodos para alguien (Sánchez) que tiene unos principios cuestionables: le da igual pactar unos Presupuestos con quien quiere destrozar tu país.

Rivera acertó en el cómo y en el con quién. Se equivocó en el cuándo. En todo lo demás acertó. La imagen de la banda la estamos viendo ahora: se juntan para cargarse nuestro orden jurisdiccional con el CGPJ, para contravenir la libertad de prensa por decir un término un poco sutil, etc. Esto es real. El tiempo se ha encargado de darle la razón.

¿Este Ciudadanos es el mismo que dejó Albert Rivera, ha cambiado mucho, poco, en todo, en nada?

Este Ciudadanos defiende exactamente lo mismo, que es la libertad y la igualdad. En unas ocasiones se defiende de una manera y en otras ocasiones de otra manera. Pero seguimos defendiendo exactamente lo mismo. Estamos consiguiendo que no se suban los impuestos, que son algunos de los requisitos de los populistas, les estamos frenando. Cuando recurrimos y llevamos a Europa el asunto de la lengua vehicular (y su intención de eliminar el español) estamos luchando por la libertad y la igualdad.

¿Cómo se explica que los Presupuestos del Gobierno de la nación vayan a subir impuestos y en los del Ayuntamiento de Madrid los vayan a bajar con la que está cayendo? ¿Cuál es la receta?

La receta es entender que cuando todas las economías están cayendo en picado, cuando la gente en su casa acaba de perder su trabajo, cuando lleva tres meses sin cobrar un ERTE, cuando está viendo que va a tener que cerrar su negocio y que no tiene, es indecente que un ayuntamiento tenga superávit. No puedo tener superávit y seguir teniendo impuestos altos con gente que no tiene dinero para pagarlos, eso es insostenible.

El Ayuntamiento de Madrid se ha puesto una prioridad: va a ser el mandato del empleo

Entre los ciudadanos y el Ayuntamiento nos hemos preocupado más de los ciudadanos. Al final son ellos, las empresas, los autónomos, los que van a crear empleo y nos van a sacar de esta. Son ellos los que van a seguir consumiendo si mantienen su puesto de trabajo. El Ayuntamiento se ha puesto una prioridad muy clara: el empleo. Va a ser el mandato del empleo. Tenemos que conseguir mantener los empleos, acabar creciendo y conseguir que las empresas sobrevivan. Porque las empresas que sobrevivan, aunque tengan menos trabajadores, luego va a poder crecer. Las empresas que se mueren, no. Es la diferencia entre un gobierno liberal, conservador también, y un gobierno socialista que está pensando sólo en el Estado y no en los ciudadanos.

El PSOE y Más Madrid no van a apoyar sus Presupuestos. ¿Le preocupa el titular del día siguiente cuando se aprueben las cuentas gracias al apoyo de Vox?

No. Creo que, si son unas cuentas buenas, está bien reconocerlos. Hemos abierto los presupuestos a que sean negociados con PSOE y con Podemos. La humildad es muy importante en política y, a veces, se aprende de la manera más insospechada. Yo, por ejemplo, lo he aprendido pasándome cuatro años en la oposición del ayuntamiento de Madrid. En estos cuatro años nosotros presentamos, de media, unas 200 enmiendas anuales. En toda la legislatura, el Gobierno participativo, democrático, de Manuela Carmena nos aceptó dos. Dos. Nosotros en un año hemos aceptado más enmiendas de las que nos aceptaron a PP y Cs en cuatro años. Nuestros presupuestos están abiertos, veremos qué enmiendas de las que nos presentan son buenas porque nosotros no somos más listos que nadie.

En los Pactos de la Villa les dije a todos mis compañeros de los otros partidos que parte del presupuesto de un pacto (ahí les llamé a todos veletas, porque se comportaron todos como hace Ciudadanos ordinariamente) … Les decía: esto pasa por entender que tú no eres muy listo, muy listo y ellos muy tontos, muy tontos; ni tú muy bueno, muy bueno, ni ellos muy malos, muy malos. Esos comportamientos, esas lógicas tan infantiles hay que perderlas en política. Tenemos que madurar mucho más. Me gustaría que lo que sucede en el ayuntamiento también se viese en el Congreso. Creo que si todos los partidos políticos estuvieran a la altura de lo que necesita España ahora mismo y creo que no lo están.

Han reducido de algo más de dos millones a cero de subvenciones a dedo del anterior Ayuntamiento. Errejón llegó a decir que una tarea de los ayuntamientos de izquierdas era “dejar sembrado las instituciones de gente afín que resistan y donde refugiarse cuando gobierne el adversario”. ¿Se han encontrado esto al llegar?

Ya lo estamos viendo en el Gobierno. Ha multiplicado cargos, ministerios… algo que desde Europa se ve con estupor. No toca eso. Luego nos preguntamos que porqué tienen que subir los impuestos. Porque lo que están haciendo es crear un Gobierno cada vez más atrofiado. En el Ayuntamiento de Madrid lo hemos tenido claro: de todas las subvenciones del área que yo llevo el año pasado conseguimos que el 80% fueran en concurso y no nominativas como eran antes, a dedo. Eso supuso un enorme esfuerzo. Este año hemos conseguido que el 100% pase por concurso y no haya ninguna nominativa.

La izquierda ha puesto el grito en el cielo porque el Ayuntamiento aplicase su propia ley de memoria histórica para retirar las calles a Largo Caballero y Prieto. ¿Usted de qué es más partidaria: de dejar el pasado en paz o de que haya una ley así? Desde el PP dicen que usted es oportunista porque al comienzo apoyaron la retirada de esas calles y luego dijeron que ya no apoyarían más retiradas de calles.

José Luis no ha dicho que sea oportunista.

Yo no he dicho José Luis, he dicho alguien del PP…

Será que en el PP hay diferentes corrientes. Y el alcalde está mejor informado que el resto, entre otras cosas porque habla conmigo todos los días. Lo que hemos hecho durante los últimos cinco años ha sido votar siempre en favor de la aplicación de la ley. La última vez llegamos a una situación incomprensible, me daba vergüenza que, en un pleno del Ayuntamiento de Madrid, en plena pandemia, cuando estábamos subiendo en la curva, cuando se estaban perdiendo vidas, se estaban cerrando negocios, cuando la gente estaba perdiendo empleo… estar hablando de lo que pasaba hace 80 años.

No me parece que proceda. Me parece una pérdida de tiempo y, además, uno sale de esos plenos con una sensación muy amarga: encontronazos espantosos, lo que yo no quiero ver en política. Me acuerdo de un pleno que me dejó muy mal sabor de boca. Había un concejal en el PP, ya no está, que hacía unas intervenciones maravillosas sobre memoria histórica…

Pedro Corral.

Efectivamente. Pues a Pedro le llamaron fascista en una de esas intervenciones. Uno sale con la sensación de que hay partidos interesados en crear esa polarización, en el frentismo, en cavar más trincheras… Yo saqué la conclusión de que hasta aquí. El centro no se define por la exclusión de la izquierda o derecha, el centro tiene que reivindicarse en sí mismo. Y en el centro está la mayor parte de los españoles y alguien les tenía que dar voz. Así que salí a decirme que no me arrepentía de nada de lo que había hecho (votado) anteriormente pero que a partir de ahora no contasen con nuestros votos para seguir creando esa política de bandos, de trincheras porque no vamos a votarlo.

Y como mis escaños son imprescindibles porque tenemos más que Vox y PSOE, con lo que sin nuestro apoyo no va a salir ni una sola propuesta más. Así que espero que la izquierda y la derecha se abstenga de seguir en esta política que ahora mismo no nos lleva a ninguna parte, que deberíamos tener otras prioridades… Creo que también lo ha dicho Abascal, cosa que me parece muy razonable. Con lo que deberíamos estar a lo que toca: remangarnos y trabajar todos juntos.

----