Portada » Herrera desvela el detalle que a Sánchez e Iglesias se les coló a modo de grieta
Interesante y curioso

Herrera desvela el detalle que a Sánchez e Iglesias se les coló a modo de grieta

M. F.

Ahora están recogiendo velas a toda velocidad como los “cuquitos que son” pero al locutor de COPE no se le ha escapado la metedura de pata colosal que les ha obligado a subirse al tren.

Con la inmensa mayoría de los análisis de opinión este viernes centrados en las elecciones de Estados Unidos y el intento del Gobierno de Pedro Sánchez por intentar controlar a los medios de comunicación a través del “ministerio de la verdad”, Carlos Herrera aprovechó su monólogo de COPE antes del fin de semana para desvelar un detalle que se le escapó al presidente y su vicepresidente a la hora de aprobar el nuevo decreto de estado de alarma.

Algo que, por el contrario, sí tuvo en cuenta la Comunidad de Madrid, que no cerró toda la región sino áreas concretas y pidió que la gente se mueva poco: “Los anti Ayuso, que son legión, ya saben ustedes que Isabel Díaz Ayuso también tiene la culpa del resultado electoral de Estados Unidos” han tenido que asumir que los datos que tienen ahora son extremadamente buenos” y por eso “Carmen Calvo se ha subido al carro de los puentes”.

Recuerda el periodista de Herrera en COPE las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno explicando se han sentido “comprensivos” y por eso han aceptado que Madrid pueda cerrar durante unos días en concreto y no 7, que es lo que está recogido en la orden.

Y aquí es cuando destapa cuál es el detalle que Sánchez e Iglesias han olvidado: “Ahora resulta que sois muy buenos… pero lo cierto es que se os escapó el detalle que en el decreto no exigíais que los siete días tenían que ser consecutivos, Madrid aprovechó esa grieta y ahora estáis recogiendo esas velas como los cuquitos que sois”, ironizó en tono jocoso.

Un desastre educativo, en toda regla, que hipoteca el futuro de un país ya retrasado en este ámbito a cambio del efímero beneficio para el Gobierno de un apoyo a sus caóticos presupuestos. Y quizá para que no se pueda contar la verdad como es, a la vez se ha publicado en el BOE la síntesis del liberticidio que encarna Sánchez.

El Gobierno aprovecha la pandemia y la ruina para progresar en su proyecto liberticida, sectario y empobrecedor

Su “Comisión de la Verdad” pretende convertir al Gobierno en tutor de la libertad de información en España, con la excusa de perseguir las fake news que, en realidad, nadie fabrica como Moncloa: ahí tienen un último ejemplo en la exclusiva de ESdiario sobre cómo Fernando Simón difundió una escandalosa mentira para tapar a Sánchez e Iglesias saltándose irregularmente la cuarentena en marzo.

Que con un estado de alarma vigente que reduce los controles parlamentarios y judiciales el Gobierno se atreva a arrogarse la capacidad de decidir qué es información veraz y qué no lo es, confirma la deriva autoritaria ya bien conocida con el intento de asalto al Poder Judicial , el nombramiento de una comisaria política como Fiscal General o el impúdico acoso a la cúspide de la Constitución, simboliza en el Rey Felipe VI.

Dotar a los propagandistas de Sánchez, el presidente que ha hecho del engaño, la negligencia y la mentira su única estrategia política, de herramientas legales para intervenir en uno de los derechos definitorios de la democracia; es un horror sin paliativos que no justifica el razonable objetivo de cercenar los bulos.

Las fake news son de Moncloa

Ninguno de ellos tan grave, por cierto, como los que han jalonado la trayectoria de un presidente que lo es tras haberse comprometido ante los electores a no pactar nunca con todos los partidos que ahora le sostienen. O que ha ocultado información tan esencial como el número de muertos reales por coronavirus en España.

Con España asolada por el virus y hundida por la regresión económica, padecer a un Gobierno que aprovecha esa triste circunstancia para ahondar en su proyecto ideológico es la mejor prueba de lo peligroso que es y de los pocos límites que se impone. Alguien tiene que parar esto, y de nuevo todas las miradas hay que fijarlas en Europa y en la poca prensa independiente que va quedando.

Etiquetas
----