Portada » La guerra de Alvise y Rubén Sánchez de Facua con peticiones de 23 años de cárcel
Interesante y curioso

La guerra de Alvise y Rubén Sánchez de Facua con peticiones de 23 años de cárcel

El mayor activista contra el Gobierno y uno de los más acérrimos defensores de Podemos protagonizan la gran batalla del día en Twitter con acusaciones muy graves.

Alvise Pérez y Rubén Sánchez representan como pocos las dos Españas tuiteras: ninguna hace prisioneros y libran sus batallas con el cuchillo entre los dientes. La monumental crisis del coronavirus les ha hecho cruzarse, como era de prever, en un pulso que simboliza el enfrentamiento político que durante toda la semana hemos vivido en el Parlamento.

El primero ha sido el gran protagonista de la pandemia en cuanto a las críticas y campañas iniciadas contra el Gobierno: sus pancartas en Madrid, sus revelaciones tuiteras y la movilización incluso en las calles llevan en parte su firma, lo que le ha convertido en referencia para quienes piensan que la gestión del coronavirus ha sido un desastre y además una excusa del Ejecutivo para imponer su agenda ideológica.

 

El segundo, al frente de la organización de consumidores FACUA, es un habitual en la defensa de las posiciones de Podemos, y libró un durísimo pulso con la organización Ausbanc, que terminó con el presidente de la entidad, Luis Pineda, condenado a penas de prisión por negocios más que oscuros con la entidad.

Y algo parecido ha querido denunciar ahora, señalando la tienda virtual de Alvise en la que se comercializan productos para la “guerrilla” contra el Gobierno. Éste fue en concreto lo que señaló Sánchez, un activista que tienen tantos detractores como enemigos:

 

Nada de lo que denuncian Sánchez y su organización parece ilegal, pero la coletilla sobre la exposición de datos privados que supuestamente permite esa web o la titularidad de la misma tienen, desde luego, la capacidad de llamar la atención y de generar dudas sobre la naturaleza de la “Resistencia cívica” montada por Alvise.

La respuesta

Pero la respuesta de éste, que no se ha hecho esperar, ha sido también de lo más contundente: nada menos que acciones judiciales inmediatas con un titular de lo más explosivo. Según Alvise, todo se trata de un montaje entre el Gobierno y Facua, manipulando datos y utilizando información reservada:

 

Él mismo lo ha explicado en una larga serie de tuits en la que asegura que el #Cloacagate, como lo ha bautizado, es una conjura gubernamental en la que Sánchez pone su firma, en colaboración con un periodista de eldiario.es, para intentar frenar la ola que encabeza.

Y para que todo quede tan llamativo como suele acostumbrar, da incluso la petición de cárcel que cursarán sus abogados: 23 años, nada menos. Con esos mimbres, la batalla está servida. Y no tiene pinta de parar. Al contrario, se esperan novedades para este mismo fin de semana. Habrá que seguir atentos a la red, pues.

Etiquetas
----