Portada » La revolución inesperada: así agitan Motos y Risto la TV de la pandemia
Interesante y curioso

La revolución inesperada: así agitan Motos y Risto la TV de la pandemia

Manuel Villa

Los programas de información albergan en estas fechas testimonios menos inusuales que demuestran la extensión del coronavirus. El de Lourdes Montes en Antena 3 es uno muy llamativo.

La televisión también ha cambiado con el coronavirus. Dos presentadores consagrados al entretenimiento, como Pablo Motos en Antena 3 y Risto Mejide en Cuatro, se han erigido como las voces más críticas, tal vez, con la gestión del Gobierno.

Jorge Javier Vázquez, desde Sábado Deluxe o Sálvame, ha informado en directo de novedades de la epidemia, alternando información que tradicionalmente pertenecía a informativos con escándalos varios, con el del famoso vídeo de Alfonso Merlos al frente de todos ellos.

Paco González y Pepe Domingo Castaño, por citar dos periodistas deportivos de radio, lo están bordando con el fútbol parado con unos programas especiales cada fin de semana que también se asoman en Onda Cero o la Cadena Ser para tener a sus estrellas en marcha aunque el balón no ruede.

No son los único cambios. También ocurre al revés, y programas informativos tan consolidados como Espejo Público dedican tiempo a conocer cómo viven y pasan la pandemia personajes que, por lo general, suelen aparecer en otros espacios para hablar de otras cosas.

Un buen ejemplo de ello ha ocurrido en las últimas horas. Lourdes Montes está viviendo el duro confinamiento por el azote del coronavirus en compañía de su marido, Fran Rivera, y de sus hijos. Unos días que se están haciendo doblemente largos y angustiosos para ella, como acaba de confesar públicamente.

Lo ha hecho en el programa en el que colabora su esposo, ‘Espejo Público’. Y es que ha reconocido los difíciles momentos que estaba viviendo económicamente. Lourdes Montes tiene una marca especializada en trajes de flamenca y sus perspectivas de volver a la normalidad no son muy optimistas.

“Esto ha sido una cosa totalmente atípica. Nosotras hemos tenido cierta suerte porque nuestros trajes de flamenca son muy clásicos, por lo cual no pasan de moda”, aseguraba ante los espectadores con cierto alivio. Y es que aunque cada año saquen una nueva colección intentan que tenga la línea clásica para poder volver a utilizarlo”, ha señalado.

Sin la Feria de Sevilla y el Rocío

Pero aunque puedan utilizarse de nuevo, la diseñadora ha tenido que ver cómo cancelaban la Feria de Sevilla y el Rocío, sus principales citas para la venta de sus trajes: “Yo tengo la mitad de la colección en la tienda y, aunque pueda vender el año que viene, las cuentas de este año van a ser muy complicadas”.

es que además, los trajes son tan sumamente delicados y artesanales que la venta online es totalmente imposible. Aunque tanto ella como su hermana cuentan con una ventaja: “Aun así, no tenemos ninguna anulación de los diseños que ya nos tenían pedidos las clientes. Entiendo que el año que viene se los probarán, se les arreglaran y se los quedarán”.

Aunque mira al futuro con miedo e incertidumbres,  Montes espera que todo se termine arreglando. La familia está pudiendo disfrutar de estos días en la finca que tienen en Ronda, por lo que pueden disfrutar del campo y de su aire puro.

Y mientras, los Mejide, Motos y compañía aguardan en sus programas agazapados, o no tanto, para convertirse en referencias de una actualidad que nos ha cambiado la vida, pero también los hñabitos televisivos.

----