Portada » Nadal cuenta por primera vez la cruel venganza de su mujer al pie del altar
Interesante y curioso

Nadal cuenta por primera vez la cruel venganza de su mujer al pie del altar

ESchismógrafo

Relajado y divertido, el tenista confesó ante Bertín Osborne detalles desconocidos de su vida íntima y familiar, como un episodio tremendo vivido el mismo día de su boda.

Rafa Nadal consiguió enamorar un poco más a todo el país en su paso por ‘Mi casa es la tuya. Relajado y divertido, y ante una audiencia cercana a los 2,5 millones de espectadores, el tenista mallorquín se confesó en una entrevista a corazón abierto con Bertín Osborne, relatando detalles desconocidos de su carácter y de su vida íntima y familiar, como su deseo de tener hijos o su boda con Xisca Perelló, de la que se acaba de cumplir un año y de la que no había hablado hasta ahora.

Su enlace se convirtió en uno de los grandes acontecimientos de la temporada. Una boda por todo lo alto que dio cita a la élite deportiva nacional y mundial y que se mantuvo en la más estricta intimidad. Las únicas fotos que se pudo ver de los novios fueron las que ellos mismos cedieron a la prensa y los pocos comentarios que hubo desde dentro tampoco dejaban entrever detalles tan divertidos como los revelados por Nadal ante Osborne.

 

Además de reconocer que Xisca ha sido uno de los apoyos más incondicionales de su carrera y el gran amor de su vida, desveló entre bromas que su ahora mujer se vengó de él en su gran día. Y es que tras sufrir las impuntualidades de Nadal durante toda su relación -llegar a la hora no es precisamente su mejor virtud, reconocieron sus amigos en el programa- y esperar más de 14 años a que le pidiera matrimonio, Xisca encontró el momento perfecto para ‘devolvérsela’ a su novio.

Así, según contó el campeonísimo español, su mujer, en su papel de novia, retrasó su llegada al altar todo lo que pudo poniéndole de los nervios. “En la boda me la devolvió por 20. Harta de esperar, debió pensar: ahora vas a esperar tú”. Y le hizo sufrir un buen rato a las puertas de la iglesia, recordó con humor.

También relató que a la salida instaló unos puestos con kits antirresaca con ibuprofenos y botellitas de agua para que cogieran sus invitados antes de subirse al autobús y dio algún detalle de su despedida de soltero. “Había quedado para jugar al golf con Carlos Sáinz por la tarde y de pronto me vinieron a buscar al entrenamiento y ya estaba todo arreglado. Y nos fuimos”, contó entre risas, sin aclarar más sobre el resto de la juerga.

Etiquetas
----