Portada » Page “amenaza” a Sánchez pero no aclara si habrá respuesta interna contra Bildu
Interesante y curioso

Page “amenaza” a Sánchez pero no aclara si habrá respuesta interna contra Bildu

Yolanda Lorenzo / Javier Rodríguez

Un mensaje suena por toda España dirigido a los barones del PSOE para que frenen a Pedro Sánchez con Bildu. Solo Page se ha atrevido a elevar el tono, pero hay pocas esperanzas.

Primero fue el PP quien pidió, casi imploró, al propio PSOE, que frenara a Pedro Sánchez en su pacto ya definitivamente consumado con Bildu, negado por el presidente del Gobierno hasta en 20 ocasiones según demuestra una irrebatible campaña viral que corre como la pólvora por las redes sociales.

La petición de la oposición cayó en saco roto, como todas las que antes y después se han emitido desde dentro y desde fuera de Ferraz, con unos destinatarios prioritarios: los llamados barones del PSOE, de cuyas federaciones salen una parte nada desdeñable de los diputados que asisten a Sánchez con el puño de hierro de Adriana Lastra y Rafael Simancas.

“No harán nada”, afirman a ESdiario fuentes socialistas, “más allá de las quejas que ya han expresado”, rematan. Se refieren a los lamentos públicos, de baja intensidad, pronunciados en las últimas horas sobre todo por Emiliano García-Page y, en menor medida, Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara, Adrián Barbón o Javier Lambán.

Page amaga pero no golpea

Solo Page, a primera hora de la mañana, ha dado algo de esperanza a una posible respuesta interna a Sánchez que nadie, sin embargo, considera viable. Y lo ha hecho entrando de manera inesperada en el programa de Carlos Herrera para lanzar algunos mensajes muy críticos contra Sánchez, sí, pero sin ningún anuncio concreto de qué va a hacer o si piensa plantarle cara.

“Yo no conozco el pacto (con Bildu)  y no me han pedido opinión. Siento algo peor que cabreo, tengo dolor. Con lo que representa Bildu acabó con un acuerdo entre el PSOE y el PP, ahora temo que vayamos a un modelo frentista“, reconoció el presidente manchego.

Y aunque  no cargó directamente contra Sánchez, sí lo hizo contra su principal socio: “Lo único que veo es que el Gobierno está sometido a la acción de guía de Podemos, marca el paso, veta a Ciudadanos. No estoy de acuerdo, no me van a hacer tragar con ruedas de molino”, espetó con solemnidad, aunque con dudosas consecuencias.

“No habrá revuelta”

A todos ellos les asquea la sociedad con Arnaldo Otegi. Pero ninguno de ellos hará que la sangre llegue al río. “La revuelta de diputados es imposible”, explican las mismas fuentes, dando un dato revelador: “Aunque hay diputados de Castilla-La Mancha, Andalucía o Aragón, todas las listas al Congreso se hicieron con la supervisión directa de Pedro Sánchez y son más suyos que de Page o Susana”, detallan.

Solo Extremadura, y quizá Valencia, tendrían fuerza y cierta autonomía para hacer algo más, pero tampoco parece probable. “Las Comunidades están asfixiadas económicamente, y el dinero de Europa lo gestiona Sánchez, que va a irse de gira por las regiones para pactar qué le llega a cada una y dejar claro que él es el artífice”, revelan.

Ni siquiera Felipe González tiene fuerza para oponerse a una deriva que cuenta, para contrarrestarle a él, con el respaldo de otro expresidente, José Luis Rodríguez Zapatero, muy cercano a la línea de Pedro Sánchez pese a las distancias siderales que tuvieron en el pasado, más por razones personales que por proyecto político, muy similar en ambos casos.

Los barones ni están ni se les espera, aunque Page eleve el tono para cubrir el expediente. Nadie pude frenar a Sánchez

“Felipe tiene autoridad internacional y ascendencia en los medios, pero no antes los militantes y mucho menos ante los cargos del partido, colonizado por completo por la gente de Sánchez. Ya ha dicho todo lo que tenía que decir desde hace tiempo, con Cataluña, con la Corona y con todo. Y no ha servido de nada”, razonan otras fuentes del entorno de quien fue la gran referencia del socialismo europeo y hoy asiste impotente a la pinza de PSOE y Podemos con los nacionalistas.

En ese contexto, muchos se preguntan qué hacer, pero pocos tienen respuesta. Aunque se vean concernidos por el desafío que, a modo de resumen de todos ellos, ha lanzado esta madrugada alguien que no es del PSOE pero conoce bien la opinión de la “vieja guardia”.

“¿Barones o lacayos?”

El periodista Carlos Herrera lo ha sintetizado lanzando un desafío a esos barones alicaídos: “”Esto no es la izquierda. Esto no es el PSOE. Y por eso no se entiende el “Silencio de los corderos” que mantienen los barones socialistas mientras los llevan al matadero. No vale mostrar una queja como Vara, Page, Lambán o Susana Díaz.”, ha dicho.

“Les observa la historia, su país está en juego y les miran, allá donde estén, los Lluch, Fernando Buesa, Francisco Tomás y Valiente y tantos otros socialistas asesinados por defender lo que ahora Sánchez entrega a Bildu, a Otegi y de algún modo a ETA. ¿Qué sois, barones o lacayos? Si os calláis y no hacéis nada al respecto, seréis tan culpables como el propio Sánchez de esta tropelía y tan responsables de sus consecuencias”. Page reaccionó a ese reto, pero queda en el aire si servirá de algo.

Etiquetas
----