Portada » Sicarios: Un asesinato en vivo y en directo
Interesante y curioso

Sicarios: Un asesinato en vivo y en directo

Los facinerosos intentan primero llevarse al tipo del coche, que se resiste desesperadamente.

Rompen los cristales y al final, lo acribillan.

Es en ese momento cuando se ve que uno de los sicarios, al que se le cae la capucha, es una mujer rubia.

EL PRECIO DEL CRIMEN

Contratar a un sicario es relativamente fácil en la red. Los anuncios proliferan en internet.

Por menos de 3,000 euros se encuentra fácilmente un asesino a sueldo.

300 euros por una paliza y 500 por un asesinato son, supuestamente, los precios que exigen algunos ‘profesionales’.

Una realidad difícil de contabilizar, porque el 70% de estos ajustes de cuentas nunca se llegan a esclarecer.

Se ofrecen extorsiones, palizas y secuestros. Y cada vez hay más españoles que ejecutan estos trabajos por la mitad del dinero de quienes antes los ofrecían.

En ocasiones se anuncian falsos sicarios que, en realidad, lo que quieren es estafar a quienes los contratan.

LOS ANUNCIOS Y LAS REGIONES

Un sicario está a cinco minutos y a tres clics de distancia.

Basta con escribir “busco sicario” en Google e Internet nos mostrará multitud de anuncios de matones que se ofrecen para cualquier macabro encargo.

Pistolas, cuchillos, puños americanos o bates de béisbol componen el ‘material de oficina’ de estos personajes, a medio camino entre el matón y el estafador.

El precio por sus servicios depende de lo lejos que pretenda llegar el cliente: “Hay un precio para todo”.

En el maremágnum de dudosas ofertas que circula por Internet, en ocasiones resulta difícil discernir quién es un auténtico sicario y quién un completo estafador.

Es en la Red Tor o Deep Web, en las profundidades de Internet, donde los sicarios ofrecen su amplio catálogo de servicios mortales.

Existe cierta creencia generalizada de que los sicarios operan sobre todo en Latinoamérica.

Sin embargo, descubrimos que también cumplen con sus encargos en España.

Incluso, en muchas ocasiones acuden a Europa desde el extranjero, cumplen con su siniestro cometido, y regresan a su país de origen.

Etiquetas
----