Portada » París y NY endurecen las restricciones con un índice de contagios mucho menor que el de Madrid
Internacional

París y NY endurecen las restricciones con un índice de contagios mucho menor que el de Madrid

Una mujer camina al lado de una terraza vacía. Reuters

Joana Rei

La capital francesa cierra bares y discotecas. Nueva York ha pedido el cese de toda la actividad no esencial en nueve de sus barrios.

París y Nueva York han endurecido sus restricciones ante la subida de los contagios por coronavirus. Las dos capitales han decidico ampliar las medidas para controlar la pandemia entre las que se incluyen el cese de toda la actividad no esencial en nueve barrios de la ciudad estadounidense y el cierre de los bares y discotecas en la capital francesa.

Ambas han decidido adoptar este nuevo paquete restricciones ante la subida del índice de contagios, aunque sigue siendo mucho más bajo que el de Madrid. La capital española ha adoptado las nuevas medidas con niveles de contagios que van, en los últimos 14 días, desde los 750 por cada 100.000 habitantes, en el centro, a los más de 1.000 en algunos de los barrios más afectados. De hecho, las primeras medidas de la Comunidad de Madrid, que restringió la movilidad en 37 áreas, establecieron el corte en los 1.000 casos por 100.000 personas en 14 días, corte que luego sería rebajado por el Ministerio de Sanidad a 500 por 100.000.

En el caso de la capital francesa, la incidencia del virus alcanza los 260 casos por cada 100.000 habitantes, en siete días, lo cual Podría significar unos 520 en dos semanas. En el caso de Nueva York, los casos en siete días son de 46 por 100.000 habitantes, lo que podría significar 92 en 14 días.

París es, a partir de este lunes, “zona de alerta máxima” por la expansión de los contagios por coronavirus. Las nuevas restricciones, anunciadas esta misma mañana por la alcaldesa de la capital francesa, Anne Hidalgo, entrarán en vigor este martes e incluyen el cierre de los bares y discotecas, la limitación de los aforos en las universidades y la aplicación de nuevas restricciones en los restaurantes.

París adopta este nuevo paquete de medidas cuando la incidencia del virus alcanza los 250 casos por cada 100.000 habitantes, la mitad que Madrid.

Por lo pronto, las nuevas medidas durarán unas dos semanas. Pasado ese período se evaluaran sus efectos para decidir si se mantienen más tiempo o si se pueden aliviar. “La epidemia avanza demasiado rápido, tenemos que frenarla ahora antes de que el sistema sanitario se desborde”, afirmó el prefecto de Policía de París, Didier Lallement, en la rueda de prensa. Ahora mismo, las unidades de cuidados intensivos tienen una ocupación de más del 35%.

Así, a partir de este martes, los barres y discotecas se cierran, así como las casas de apuestas. Los restaurantes pueden permanecer abiertos pero tendrán que cumplir “un nuevo protocolo de sanidad” y algunas limitaciones que serán detallados a lo largo del día y no se podrán vender bebidas alcohólicas a partir de las 22.00 horas.

Los comercios sólo podrán atender a un cliente por cada cuatro metros cuadrados, los gimnasios y las piscinas también tendrán que echar el cierre y las universidades restringirán su aforo al 50%. Las bodas se permitirán pero sólo estará autorizado el enlace, sin la fiesta y el convite posterior.

La ministra del trabajo, Elisabeth Borne, instó a los empresarios y empleados a que se organicen para recurrir al teletrabajo “en la medida de lo posible”. “Muchas empresas permiten el teletrabajo y se pueden organizar rotaciones para limitar el impacto en los grupos de trabajo, limitando las interacciones sociales, ya sea en el lugar de trabajo o en el transporte público”, explicó.

Las reuniones de amigos y familia quedan limitadas a diez personas y los eventos de más de 1.000 están prohibidos. Los parques e instalaciones deportivas al aire libre se mantienen abiertas aunque con limitaciones de aforo.

Más restricciones en Nueva York

También Nueva York ha anunciado que cerrará toda la actividad no esencial, incluidos los centros educativos, en nueve barrios en los que el índice de contagios es de al menos 3% durante los últimos 7 días.

En un comunicado, el alcalde, Bill de Blasio, ha solicitado que la paralización de la actividad no esencial comience el 7 de octubre y ha pedido también que se prohíban las actividades de “alto riesgo” en otros once distritos postales de Nueva York.

La propuesta plantea, entre otras cosas que los restaurantes solo puedan ofrecer comida para llevar y servicio a domicilio y que se cancele el servicio en terrazas y en los comedores interiores.

De Blasio también recomienda que los centros escolares y los negocios no esenciales permanezcan cerrados, al menos, dos semanas y que si el índice de positivos en las pruebas de Covid-19 no se reduce por debajo del 3% que el cierre continúe otras dos semanas más.

“Los neoyorquinos han trabajado duro para luchar contra la Covid-19 y no estamos haciendo esta recuperación a la ligera, sino que la ciencia guía nuestras decisiones en la ciudad” dijo de Blasio, antes de subrayar la importancia de llevar mascarilla y mantener la distancia social.

Según datos ofrecidos por las autoridades locales, dos de estas zonas llevan catorce días registrando niveles por encima del 3%, otra por encima del 4%, en otras dos áreas han superado el 5% y en el resto están entre el 6 y e 8% de positivos.

mercedes banner - París y NY endurecen las restricciones con un índice de contagios mucho menor que el de Madrid - internacional
----