Portada » Cardo con almendras, una receta de verdura tradicional muy sencilla
La Cocinita

Cardo con almendras, una receta de verdura tradicional muy sencilla

Clara Villalón

Muy popular en muchas zonas de España sobre todo en Navidad, el cardo con almendras es una receta humilde que nos traerá muchos recuerdos a sabores de siempre.

El cardo con almendras es, sin duda, una de las recetas de España más populares en la zona norte interior. Esta verdura tan de invierno junto con las almendras, un fruto seco tremendamente nutritivo, resulta en un plato sencillo que parece que no tiene mucha enjundia pero que reconforta.

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué en Navidad se come marisco, besugo, endivias o lombarda? La razón es simple: religiosa. Al igual que ocurre en Semana Santa con la Cuaresma, hasta 1966, la Iglesia propugnaba que el día de Navidad debería ser una fiesta religiosa con ayuno y vigilia.

Es decir, que no sólo no se podía comer carne, sino que, al contrario de lo que ocurre hoy en día, los atracones navideños no solían estar a la orden del día. Junto a ellos, otros platos clásicos como el consomé, la berza o el cardo con salsa de almendras, marcaron el devenir de muchas de las recetas madrileñas.

A fin de cuentas, era la capital y lo que en Madrid se llevaba, se ponía de moda y dirigía el rumbo del resto de la gastronomía de España (aunque el resto de lugares tuvieran sus platos regionales típicos).

El cardo con salsa de almendras es un plato clásico y muy típico de los restaurantes y hogares españoles del siglo pasado. Aunque ya no es apenas conocido y consumido es una verdura ideal para comer en estas fechas, ya que, entre otras cosas, es muy saludable por ser un gran alimento detox, alto en fibra y en Vitamina C (lo que es perfecto para estar fuertes frente a los resfriados y las gripes que llegan ahora).

Consumir productos de temporada nos ayuda a garantizarnos una alimentación de calidad, que nos aporta los nutrientes y minerales necesarios y que conserva el ciclo natural de las frutas y las verduras. En resumen, ahora que ha llegado el otoño y, con ello, la bajada de las temperaturas y los cambios de hora; es crucial comer con responsabilidad para tener siempre las pilas cargadas.

El cardo se puede encontrar fresco, aunque hay que limpiarlo de forma similar a como se haría con una acelga. No obstante, hoy en día, pueden encontrarse muy buenas conservas que sólo contienen el alimento, agua y sal; o también, cardo congelado. Ambas opciones vienen libres de impurezas, cortadas y casi listas para consumir.

Cómo hacer cardos en salsa de almendras

Ingredientes

  • Cardo limpio (congelado o en conserva también vale), 500 g
  • Dientes de ajo, 3 ud
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Harina, 30 g
  • Almendras, 80 g
  • PIñones, 30 g
  • Leche entera, 80 ml
  • Sal, c/s
  • Pimienta negra, c/s

 

Si no encuentras cardos frescos, congelados o en conserva, la misma receta te quedará también muy rica si la preparas con borraja o pencas de acelgas.

Paso 1

Si nuestro cardo es fresco lo que tendremos que hacer será pelarlo muy bien, para quitar todas las partes ásperas, con la ayuda de un pelador. Es recomendable ponerse guantes porque las manos pueden llegar a enrojecer.

Si utilizamos cardo fresco, cocer en abundante agua con sal y un poco de limón y perejil, incluso una cucharada de harina. Si es congelado el limón ni lo demás serán necesarios. Cocer hasta que esté bien tierno y escurrir reservando el agua de la cocción.

Paso 2

Triturar las almendras con los piñones hasta que quede una harina fina. O también se puede dejar algo más grueso si gusta más.

Paso 3

Pelar los dientes de ajo y laminar. Tostar las láminas de ajo en una cazuela con el aceite de oliva y añadir la harina.

Paso 4

Remover bien para que la harina se cocine pero que no se dore, como si fuera para una besamel. Añadir entonces los frutos secos que le darán el punto a nuestro cardo con almendras.

Paso 5

Incorporar la leche y 400 ml del agua de la cocción del cardo y remover bien con las varillas para que vaya cogiendo cuerpo la salsa. No queremos una salsa líquida ni tampoco nada muy denso, tiene que cubrir el cardo napándolo.

Paso 6

Poner a punto de sal y pimienta negra la salsa y añadir el cardo que teníamos reservado. Mezclar todo con movimientos envolventes de la olla, no es recomendable introducir ningún utensilio para evitar que el cardo se rompa. Servir bien caliente.

Trucos y sugerencias

En muchas recetas aparece el jamón como un añadido, se podría incorporar en taquitos a la hora de saltear la harina o al final. Podríamos incorporar también un caldo de jamón o incluso de pescado para hacerlo con un toque especial. Azafrán es también bien recibido siempre en esta receta igual que perejil.

Etiquetas
----