Portada » Cómo hacer cebolla caramelizada sin azúcar
La Cocinita

Cómo hacer cebolla caramelizada sin azúcar

Ada Funes

Te mostramos una de las recetas más fáciles para confitar o caramelizar cebolla que solo consta de tres ingredientes: aceite de oliva virgen extra, cebolla y sal.

La cebolla caramelizada o confitada es un tipo de guarnición que se utiliza mucho en la gastronomía española porque liga con una infinidad de recetas. Por ejemplo una hamburguesa casera con cebolla caramelizada y una rodaja de queso de cabra, es un delicia o por ejemplo podéis hacer una tortilla española o tortilla de patatas y ponerle cebolla caramelizada en vez la cebolla normal, quedará una tortilla suave y dulce.

Si eres de los muchos que piensan que la cebolla caramelizada está elaborada con grandes cantidades de azúcar, no es del todo cierto. Como ocurre con casi todo, depende de la receta de cebolla carameliza que escojas, pues a continuación te mostramos una que solo consta de tres ingredientes: aceite de oliva virgen extra, cebolla y sal.

De hecho, no es necesario añadir azúcar para elaborar cebolla confitada, y a lo largo de este artículo te contamos por qué. Prepara los ingredientes y utensilios necesarios para preparar cebolla caramelizada sin azúcar y ponte manos a la obra. ¡Te encantará!

Por qué la cebolla caramelizada no necesita azúcar

Cuando pochamos una cebolla con aceite de oliva, esta pierde más del 50% de agua, entonces sus paredes celulares se quiebran y empieza a ablandarse. Durante este proceso, la cebolla comienza a desprender azúcares y aromas del propio bulbo.

Podrás comprobar que, al principio, cuando empieza a soltar el agua, se pone transparente. Sin embargo, cuando se evapora el agua por completo dará comienzo el proceso de caramelización. Los propios azúcares del bulbo liberarán sabores y aromas que no dejarán indiferente a nadie.

A esto se le conoce como reacción de Maillard, que consiste en una compleja serie de reacciones químicas producidas entre los azúcares y las proteínas de los alimentos. Cuando se calientan estas sustancias, se modifican generando un cambio químico llamado caramelización. Estas reacciones son las responsables de aportar los aromas y sabores tan atractivos a los alimentos cocinados.

Receta de cebolla caramelizada sin azúcar

Ingredientes:

  • 3 cebollas grandes
  • 60 g de aceite de oliva virgen extra
  • sal

Elaboración:

  1. Para comenzar la elaboración de la cebolla caramelizada sin azúcar, pela las cebollas y córtalas en juliana. Es preferible este corte porque, al cortar la cebolla en el mismo sentido que la fibra, obtendremos hilos de cebolla. En caso contrario, conseguiremos más bien un puré de cebolla confitada.
  2. En una sartén consistente, pon el aceite y deja que se caliente a 175 o 200 ºC, pero sin que llegue a humear. Una vez que esté caliente, incorpora las cebollas y deja que se cocinen unos minutos a fuego medio-alto. Remueve a menudo y deja que vaya soltando el agua.
  3.  Pasados unos 3 o 4 minutos, baja el fuego, remueve y deja que se evapore el agua lentamente. El proceso durará más o menos alrededor de 90 minutos, así que ten paciencia porque el resultado merece la pena.
  4. Cada vez que remuevas, comprobarás que el agua se va reduciendo y la cebolla cambia de color. Primero adquirirá un tono beige antes de pasar a unos colores más marrones tostados. Ese cambio de color indica cuándo comienza a caramelizar, proceso que tardará cerca de 90 minutos más.
  5. El tono final de la cebolla caramelizada sin azúcar puede ser más o menos oscuro dependiendo de la variedad escogida.
  6. Cuando esté terminando de caramelizar, añade la sal si quieres, aunque el toque sabroso que quedará sin sal también es delicioso.
  7. Al terminar de elaborar la cebolla confitada, podrás ver que ha reducido bastante. Por este motivo, te aconsejamos que calcules siempre el doble de la cantidad que necesites.
  8. Para terminar esta receta de cebolla caramelizada, si queda demasiado aceitosa puedes utilizar un colador para escurrirla. Quedará perfecta y lista para utilizar como prefieras.

Consejos:

  • Sabemos que el proceso para elaborar cebolla caramelizada sin azúcar es largo. Por eso, muchas recetas incorporan azúcar para acelerar la caramelización. Sin embargo, el resultado no será tan saludable.
  • No hace falta que remuevas cada dos minutos, ya que con el fuego bajo se irán reduciendo los jugos despacio, así que no te agobies pero tampoco dejes que se pegue.
  • Aunque al principio te parezca que necesita más aceite, no aumentes su cantidad. La cebolla lo absorberá todo al principio, pero después irá soltando y al final habrá más que suficiente.
  • El resultado final perfecto serán hilos de cebolla confitada con un color ligeramente tostado.
  • Para picar mejor la cebolla, de forma más rápida y sin que nos lloren los ojos en exceso, podemos recurrir a una mandolina. Para ello, solo tienes que cortar primero las cebollas en cuartos y pasarlas después por la mandolina. Además, no solo tendremos la cebolla preparada en cuestión de unos pocos minutos, sino que también tendrá toda el mismo grosor.
  • Puesto que hay diversas variedades de cebolla, pero elaborar cebolla confitada te recomendamos que utilices cebollas dulces, ya que no emplearás azúcar.
  • Por último, una de las ventajas de la cebolla caramelizada sin azúcar es que aguantará mucho más tiempo sin estropearse. De este modo, podrás guardar la que no utilices y usarla más adelante. Lo único que tendrás que hacer es calentarla un poco y volverá a estar deliciosa, como si la hubieras hecho en ese momento.

Con qué puedes acompañar la cebolla confitada

Puedes emplear la cebolla caramelizada sin azúcar para acompañar tus hamburguesas de cordero, pollo, ternera, tofu, pavo, garbanzos… También les dará un toque exquisito a las ensaladas, independientemente de los ingredientes que utilices.

Para la elaboración de aperitivos, entrantes o tostadas también quedará genial, pues puedes combinarla con aguacate, tomate, jamón, pechuga de pavo, etc. Pero eso no es todo, porque la receta de cebolla caramelizada es un acompañamiento ideal para carnes y patés, sobre todo para el foie de pato.

Por último, también puedes utilizar la cebolla caramelizada sin azúcar en sándwiches, bocadillos y emparedados, pues es un ingrediente que combina a la perfección con un sinfín de alimentos. Como la tortilla de patata con cebolla confitada, una receta deliciosa con la que sorprenderás a tus comensales. ¡Qué aproveche!

Etiquetas
----