Portada » Cómo hacer una fabada asturiana de verdad
La Cocinita

Cómo hacer una fabada asturiana de verdad

Ada Funes

Descubre la auténtica receta de fabada asturiana, uno de los platos de la cocina española más exquisitos y agradecidos en estos meses de invierno.

Muchos son los platos de la gastronomía española, sobre todo los más tradicionales, los que utilizan como base las legumbres. Este alimento tan saludable debería tomarse 2 o 3 veces por semana dentro de una dieta equilibrada, pues aportan proteínas, minerales, vitaminas, ácidos grasos y fibra. Una da las recetas de la cocina asturiana que te aportará todo esto es la fabada asturiana.

De los platos típicos de Asturias, este es uno de los más conocidos, y se prepara con fabes o habichuelas, entre otros ingredientes. Es una receta muy sencilla de elaborar, completa y con un sabor increíble. ¡Comenzamos!

Trucos para hacer la mejor receta de fabada asturiana

1. Cómo elegir las mejores fabas

Las fabes, judías o habichuelas se vienen consumiendo en Asturias desde el siglo XVI. Además, desde entonces consta el cultivo de estas legumbres en la zona. Entonces se empleaba una variedad muy suave y mantecosa denominada de ‘La Granja’, precisamente unas características muy apropiadas para la receta de fabada asturiana.

Por lo tanto, para elaborar uno de los platos típicos de Asturias y obtener un resultado perfecto, debes utilizar una variedad de habichuelas suaves y mantecosas. Si optas por usar otras variedades, el resultado final podría verse alterado. Sin embargo, si elaboras tu receta de fabada asturiana con las fabas adecuadas, no tendrás que depender más de las fabadas enlatadas que no están tan ricas ni son tan saludables.

Si quieres obtener el mejor resultado, lo ideal es emplear la variedad de fabes de La Granja, las que hemos citado antes. Estas judías se cultivan en el norte del país y tienen un sabor muy delicado, siendo su textura ideal para elaborar recetas de la cocina asturiana como la fabada asturiana.

En caso de no poder acceder a este tipo de judías, puedes utilizar la alubia blanca de riñón convencional, una variedad más larga o de manteca, que son más populares y fáciles de comprar en cualquier supermercado de España. No es la mejor opción, pero si no tienes otra alternativa, mejor usar esas que otras variedades como las pintas.

2. ¿Y el resto de los ingredientes?

Es fundamental que compres también los demás ingredientes de calidad, pues este pequeño detalle puede marcar la diferencia al elaborar esta receta de fabada asturiana. De hecho, una receta es un conjunto de ingredientes elaborados siguiendo unos pasos determinados. Si fallas en la elección del producto o en el proceso, el resultado podría ser bastante decepcionante.

Cómo hacer una fabada asturiana

Ingredientes:

  • 500 g de fabes de La Granja
  • 2 chorizos asturianos
  • 2 morcillas asturianas
  • 250 g de panceta curada
  • 1 cebolla
  • Agua
  • Sal

Debes tener en cuenta al elaborar recetas de la cocina asturiana, que el chorizo y la morcilla de Asturias no son iguales que los de otras comunidades. Como consecuencia, si no usas los ingredientes típicos asturianos, no conseguirás el sabor auténtico de la fabada asturiana.

No obstante, si no consigues encontrar esta variedad no te preocupes, siempre puedes sustituirla por ingredientes típicos de tu tierra. Eso sí, los matices no serán los mismos.

Por último, también es muy importante que utilices una cazuela de barro para preparar estos platos típicos de Asturias como la fabada asturiana. También necesitarás una cuchara de madera para remover y respetar los siguientes pasos para un resultado inmejorable.

Elaboración receta de fabada asturiana:

  1. Para comenzar la preparación de una de las recetas de la cocina asturiana más conocidas, tendrás que lavar las fabes o judías bajo el grifo con agua fría. Después, déjalas escurrir muy bien antes de ponerlas en remojo bien sumergidas en agua en un bol. Lo ideal es que las dejes alrededor de 12 horas, así que mejor ponerlas a remojo la noche anterior.
  2. Pasadas las 12 horas, con el mismo agua que has utilizado para remojarlas, ponlas en una cazuela de barro ancha con suficiente agua como para cubrirlas con 2 o 3 dedos por encima. Si no es suficiente con ese agua, añade un poco más.
  3. A continuación, pon la cazuela (imprescindible que sea de barro) a fuego fuerte para que el agua comience a hervir. Cuando empiece a generar espuma, ve quitándola con la ayuda de una cuchara hasta que deje de aparecer.
  4. Cuando el agua rompa a hervir, agrega la morcilla, el chorizo y la panceta asturianos. Vuelve a retirar la espuma y gran parte de la grasa que estos ingredientes hayan generado.
  5. Es el momento de añadir la cebolla pelada y cortada a trozos pequeños. Reduce el fuego casi al mínimo y remueve con una cuchara de madera de vez en cuando, pero con cuidado para no romper las fabas.
  6. Tras una hora de cocción, incorpora un vaso de agua fría para cortar el hervor. Hierve otra hora más y al llegar a las 2 horas de cocción, repite el mismo proceso y añade otro vaso de agua fría.
  7. Al alcanzar las 3 horas de cocción, tu receta de fabada asturiana estará lista. Deberían haber reducido el caldo bastante y tienen que estar tiernas. Prueba el punto de sal y agrega más en caso de que sea necesario. Aunque lo normal es que los embutidos le hayan dado sabor y no tengas que añadir demasiada.
  8. Por último, aparta del fuego y deja que repose. Ya tienes lista una de las recetas de la comida asturiana más exquisitas, pero recuerda dejarlas reposar al menos 1 hora antes de consumirlas.

Algunos asturianos prefieren preparar esta receta de fabada asturiana el día de antes para que esté más reposada. Así se aseguran de que se mezclan mejor los sabores de todos los ingredientes. Manos a la obra, y a disfrutar de uno de los platos típicos de Asturias sin salir de casa. ¡Qué aproveche!

----