Portada » Michael Connelly: «Es imposible no hacer política cuando escribes»
Literatura

Michael Connelly: «Es imposible no hacer política cuando escribes»

David Morán

El novelista estadounidense, autor de la exitosa saga protagonizada por Harry Bosch, regresa con «Fuego nocturno»

Es más que probable que, como muchos de sus compatriotas, Michael Connelly (Philadelphia, 1956) hubiese preferido seguir los últimos coletazos del recuento electoral en vez de charlar con un puñado de periodistas españoles vía Zoom, pero si algo queda claro después de una treintena de novelas es que el padre de Harry Bosch, infatigable y diligente superventas, es la encarnación del escritor hacendoso, productivo e hiperprofesional. «Hacemos lo que podemos por seguirle», bromea su editor, siempre un par de títulos por detrás respecto a la cosecha en inglés del autor.

«Me alegra reconocer algunas caras», irrumpe de pronto Connelly, sospechoso habitual que regresa fiel su cita anual con «Fuego nocturno» (AdN), nuevo caso de la serie Bosch y segunda entrega consecutiva en la que el ya septuagenario investigador vuelve a hacer tándem con la detective del turno de noche René Ballard. «Bosch se ha hecho mayor; físicamente ya no puede salir a la calle a perseguir delincuentes, así que era importante contar con Ballard para que Bosch pudiera seguir y extender su vida literaria» relativiza Connelly.

En esta ocasión, la dupla policial se las verá con un caso abierto desde hace dos décadas y con la extraña muerte de uno de los muchos sintecho que acampan a lo largo del Hollywood Recreation Center, en Los Ángeles. «Soy un antiguo periodista, así que hablo con muchos detectives para recabar historias, y el punto de partida, en este caso, fue el asesinato real de un indigente», detalla el autor de «La caja negra». Tirando del hilo de aquel muerto, Connelly llegó hasta las más de 60.000 personas que malviven en la indigencia en la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos. «Es un problema serio, una auténtica tragedia en la actualidad. Está por todos los rincones. Y con mis libros yo siempre intento reflejar lo que sucede en la calle», detalla.

Tan a pecho se toma Connelly su condición de autor contemporáneo pegado a la actualidad que «The Law Of Innocence», novela que publica en su país la semana que viene , está ambientada en plena pandemia de coronavirus. «Mi trabajo es mostrar cómo los personajes se manejan con lo que tienen delante, ya sea la pandemia, la política o un terremoto. Ahora mismo vivimos una época muy importante y emocionante, Confusa, pero emocionante. Sería absurdo no meter eso en mis novelas», asegura.

Racismo sistémico

Igual de absurdo sería no preguntarle a este experiodista curtido en los disturbios de Los Ángeles de 1992 y coronado, novela a novela, en discreto pero avezado cronista social a través de lo policial cómo vive las turbulencias sociopolíticas que zarandean a la sociedad americana. «El caso de George Floyd indica que no hemos avanzado mucho, por eso ha sido tan desalentador -señala-. Hay que intentar detener ese racismo sistémico. Yo pensaba que las cosas iban a cambiar, pero seguimos igual».

Ante este panorama y una realidad polarizada que, viviendo a caballo entre Florida y Los Ángeles, experimenta en sus propias carnes, el también autor de «El inocente» considera que su misión como escritor consiste en «encontrar un equilibrio». «Quiero distraer a la gente y ser didáctico, pero también dar mi punto de vista de una manera un poco subliminal», reconoce. Y es ahí, añade, donde las tramas de las novelas se enredan con el espíritu de los tiempos. «Está la verdad de las novelas, la que tiene que ver con los homicidios pero, ¿qué pasa cuando no puedes creer ni a tu presidente? Intento no ser político, pero es imposible hasta cierto punto no hacer política cuando escribes. Siempre hay algún mensaje político en mis libros», dice.

Defensor a ultranza de los medios de comunicación, considera Connelly que lo peor de la herencia de Trump será el tratamiento que se le ha dado a los medios y cómo se ha intentado socavar su credibilidad. De ahí que el escritor haya recuperado el personaje de Jack McEvoy, protagonista de «El poeta», en «Fair Warning», novela que se publicará en España el año que viene. «Me frustraba cómo se había tratado a los medios durante los últimos cuatro años», añade un autor aliviado con el previsible resultado electoral. Y no tanto por el ganador en sí como por las consecuencias a corto plazo. «El peor temor eran las manifestaciones anti Trump si salía reelegido el presidente», asegura.

Etiquetas
----