Portada » Mazda CX-30, ingeniería para aumentar el placer de la conducción
Motor

Mazda CX-30, ingeniería para aumentar el placer de la conducción

principal - Mazda CX-30, ingeniería para aumentar el placer de la conducción - motor

Este SUV compacto de Mazda está diseñado en torno a la ingeniería Kansei y, basado en diversos estudios sobre el ser humano, busca mejorar las experiencias que rodean a la conducción, haciéndolas más estimulantes e intuitivas.

Este SUV se ha diseñado en torno a la ingeniería Kansei para evocar respuestas físicas y fisiológicas positivas

Con el lanzamiento del nuevo Mazda CX-30, la firma japonesa presenta un nuevo concepto de SUV compacto y deportivo para competir con otros rivales Premium. Este SUV ha sido diseñado para satisfacer a aquellos conductores que buscan las dimensiones compactas y el carácter urbano que ofrece el CX-3 pero que, al mismo tiempo, sea espacioso y posea las mismas funcionalidades del CX-5.

Las personas y sus necesidades son el eje en torno al cual Mazda da vida a sus coches. Y en este SUV se ha aplicado la misma filosofía, pero con el objetivo de ir un paso más allá. El nuevo Mazda CX-30 se ha diseñado con el fin de evocar respuestas físicas y fisiológicas positivas en los conductores y pasajeros, es lo que se llama ingeniería Kansei. Este planteamiento tiene su base en detalladas investigaciones y hace especial hincapié en las sensaciones subjetivas de las personas.

img11 - Mazda CX-30, ingeniería para aumentar el placer de la conducción - motor

Trasladado al plano práctico, ¿en qué se traduce la ingeniería Kansei? Ha sido de gran ayuda para alcanzar un modelo más satisfactorio, ya que se ha conseguido un interior altamente ergonómico. Todos los controles e indicadores se han situado en posiciones que faciliten y optimicen la experiencia del usuario. También se ha insistido en mejorar los mandos e interruptores, que presentan un diseño más coherente.

Igualmente, los asientos y el volante se pueden ajustar con precisión para que el conductor, sin importar su estatura o complexión, se sienta cómodo. Además, se ha incluido de serie el reglaje en inclinación de la banqueta de los asientos delanteros, evitando que los muslos queden suspendidos en el aire o sufran una presión excesiva.

Por otro lado, y siguiendo una dinámica centrada en los comportamientos y sentimientos del ser humano, se han introducido cambios en la palanca de cambios. Así, en este nuevo modelo, ésta se encuentra en una posición más elevada y adelantada (tanto en la versión con cambio automático como en la manual), para que el movimiento de la mano entre el volante y la palanca sea más rápido y sencillo.

img3 - Mazda CX-30, ingeniería para aumentar el placer de la conducción - motor

UN COCHE PARA VER, TOCAR Y OÍR

Los diseñadores de este SUV compacto han perfeccionado la interfaz hombre-máquina. La pantalla Head Up Display se proyecta ahora directamente en el parabrisas, los relojes y la pantalla central se han concebido para que la información aparezca de una forma más clara y sencilla. En este mismo sentido, la tipografía se ha homogeneizado, siendo este modelo más legible y coherente. La pantalla, de 8,8 pulgadas, se maneja de forma intuitiva con el mando HMI.

Como ya se ha mencionado, no se puede hablar del nuevo Mazda CX-30 sin hacer alusión a la ingeniería kansei. Ésta está presente en todos los mandos del vehículo, que tienen un tacto uniforme y agradable, independientemente de que se accionen pulsando, tirando o girando. El manejo de los mandos es completamente intuitivo, ya que el conductor puede identificarlos con solo tocarlos y existe una correlación entre la dirección de movimiento y la función de cada mando.

Este modelo de última generación de Mazda ofrece de serie el sistema Mazda Harmonic Acoustics de tres vías y ocho altavoces. Como resultado de los diversos estudios que ha llevado a cabo la marca nipona sobre cómo el sonido se propaga a través del habitáculo de un coche, el Mazda CX-30 incorpora altavoces de graves de 3 litros situados en los laterales de la rejilla del parabrisas, ya que es el punto donde los sonidos de baja frecuencia se reproducen mejor y el registro de graves resulta más audible. Por su parte, los altavoces de agudos se ubican en la base de los pilares izquierdo y derecho, mientras que los de medios están en la parte superior del guarnecido de las puertas. Con esta nueva disposición se ha conseguido que el sonido se transmita directamente, y sin reverberaciones, al oído de los ocupantes. En los acabados superiores, está disponible el sistema Bass Match de Bose, con 12 altavoces que prácticamente convierten el coche en un auditorio.

RÁPIDO E INTUITIVO, TAMBIÉN EN SOFTWARE

El sistema Mazda Connect se ha mejorado en este coche respecto a seguridad y facilidad de uso. En esta última versión, se ha optimizado el software de tal manera que se reduce a la mitad el tiempo de arranque de la pantalla del sistema de comunicación y entrenamiento. De igual modo, el navegador se activa casi instantáneamente en cuanto se enciende el contacto.

img11 - Mazda CX-30, ingeniería para aumentar el placer de la conducción - motor

Por último, las funciones de navegación incorporan el sensor giroscópico 3D o la función de búsqueda predictiva One-Box Search, que permite buscar los destinos introduciendo tan sólo palabras clave. Y para su plena conectividad, incluye Apple CarPlay y Android Auto de serie.

Cada detalle ha sido minuciosamente estudiado para mejorar el placer de la conducción.

Etiquetas
mercedes banner - Mazda CX-30, ingeniería para aumentar el placer de la conducción - motor
----