Portada » Bajar de 630 a 400 diputados, el referéndum que divide a Italia: “Es un atajo populista”
Mundo

Bajar de 630 a 400 diputados, el referéndum que divide a Italia: “Es un atajo populista”

Imagen de archivo del Parlamento italiano. Reuters

Cristina Cabrejas

Entre el 20 y 21 de septiembre los italianos decidirán si reducir el número de parlamentarios, una propuesta apoyada por el M5S y rechazada por +Europa.

Italia podría dar un importante cambio en su sistema político en caso de que gane el sí en el referéndum que se celebrará el 20 y 21 de septiembre en el que se decidirá si reducir o no el número de parlamentarios del país. Un debate que ha enfrentado principalmente a la ministra de Administración PúblicaFabiana Dadone, del Movimiento 5 Estrellas, que apoya la idea; y a la líder de la coalición de centroizquierda +Europa, Emma Bonino, que está en contra.

Bonino, histórica líder de los Radicales italianos, considera que el recorte de parlamentarios que se propone es un “atajo populista”, mientras que Dadone ve una oportunidad de aligerar el trabajo del Parlamento.

Los italianos votarán, coincidiendo con las elecciones en siete regiones, si modificar la Constitución para reducir el número de parlamentarios de 945 a 600. La Cámara de los Diputados pasaría a tener 400 miembros en lugar de los 630 actuales y en el Senado habría 200 senadores en lugar de los 315 actuales.

 

Tanto Bonino como Dadone se han empeñado en una dura batalla para defender lo que la veterana política considera una reforma constitucional que limitará la democracia y no supondrá un gran ahorro para el Estado, y para la ministra es una ocasión única para aligerar el funcionamiento del Parlamento y finalmente recortar el coste de la política.

Dadone: “Vienen solo 400”

La reforma de la Constitución cuenta con el apoyo de la mayoría de los partidos políticos, también algunos en la oposición como la Liga, y es la gran batalla electoral del gubernamental M5S para realizar el recorte de parlamentarios que en el pasado siempre prometieron los demás.

“Es una ocasión para realizar el recorte de parlamentarios que históricamente todos los partidos ponen en sus programas electorales y que nunca llevaron a cabo. Es una reforma sencilla que está en línea, al reducir en un tercio los representantes de la Cámara y Senado, con el numero del resto de asambleas de otros países europeos”, explicó Dadone en una entrevista a Efe.

Para la ministra no se trata sólo de una cuestión de ahorro sino que servirá “para simplificar los procedimientos legislativos en el Parlamento y si se trabaja menos, está claro que se trabaja mejor”.

Fabiana Dadone, de 36 años, ministra de Administración Pública del Movimiento 5 Estrellas.

“En las comisiones parlamentarias en vez de en 45 se trabajará con 20 personas y esto es un numero más razonable. En la Cámara hay 630 diputados y es rarísimo que estén todos, suele haber sólo unos 400, pero entonces nadie se queja y habla de falta de representación”, argumentó.

Nueva ley electoral

Ante quienes critican que habrá una falta de representación sobre todo de las regiones, Dadone especifica que esta reforma tendrá que estar acompañada con una ley electoral proporcional.

“Acusar a la reforma de limitar la representatividad y la democracia es de locos, sobre todo porque quienes lo dicen han votado las leyes más absurdas con los premios de mayoría desproporcionados (se daba un 30% más de escaños a quien ganaba los comicios) y que deformaban los resultados de las elecciones”, critica.

La ministra explica que Italia ha cambiado mucho desde cuando se decidió un parlamentario por 60.000 ciudadanos -ahora será uno por cada 100.000- porque ahora se puede comunicar mucho mejor con los representantes políticos.

Y sobre las críticas al poco ahorro, la ministra del M5S asegura “que hay que ir más allá de hablar de cantidades, pues siempre falta dinero para contratar a personas en los ayuntamientos o en los colegios, pero nunca falta dinero para la política”.

“Siempre se va a recortar en otros sectores y nunca se acaba por cortar en el coste de política”, señala. Para la ministra demuestran “poca honestidad intelectual quien votó sí en el Parlamento por la obediencia al partido y ahora hace campaña en sentido opuesto”.

Bonino: “Destroza la Constitución”

+Europa, Azione y otros pequeños partidos han defendido el no a la reducción de los parlamentarios, pero también Forza Italia o Italia Viva han dejado libertad de decisión, ya que hay muchos de sus miembros que también se oponen e incluso en el gubernamental Partido Demócrata también algunos han manifestado su rechazo.

“Simplemente hay que votar no porque esto es un atajo populista, un anuncio electoral para el Movimiento 5 Estrellas y no tiene nada que ver con una reforma seria de las funciones de una democracia parlamentaria. Es una bandera para el M5S y creo que muy peligrosa porque sostener que ser menos es más eficaz es ridículo, también uno solo es eficaz”, explicó a Efe Bonino.

Emma Bonino, de 72 años, líder del Partido Radical y ahora de la coalición +Europa. Reuters

Para la histórica miembro del Partido Radical recortar los parlamentarios, sobre todo en el Senado, supondrá un limite de la democracia pues con la actual ley electoral, “regiones enteras no estarán representadas, como el Molise o la Basilicata, y probablemente Cerdeña, y además las funciones de la Cámara y el Senado quedarán idénticas y esto es como si los vecinos del primer piso eliminan una pared sin tener en cuenta la estabilidad de todo el edificio”.

“Hay muchas maneras de ahorrar. Con este cambio se ahorra, como han calculado algunos expertos, más o menos la cantidad del precio de un café al año por cada ciudadano. Gracias, pero destrozar la Constitución por un café al año no me parece un objetivo muy astuto”, destacó.

Bonino citó al prestigioso economista Carlo Cottarelli, exdirectivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y elegido en el pasado por el Gobierno de Matteo Renzi para realizar un plan de recortes, quien consideró que se ahorrarán 57 millones anuales.

Primero, la ley electoral

La líder de +Europa rechaza que se quiera cambiar “la Constitución y el sistema parlamentario, que afecta a todos los ciudadanos por partes, cambiando un día un ladrillo y otro día otro” y afirma que, antes que nada, se tendría que aprobar una nueva ley electoral.

“Somos un país que cambia la ley electoral en cada elección según convenga a la mayoría. Creo que toda esta confusión tiene que terminar porque los países con los que nos relacionamos tienen leyes electorales fijas desde hace años y conocidas por los electores”, añade.

La reforma constitucional fue aprobada a principios del pasado año con las cuatro lecturas en el Parlamento y los dos tercios requeridos, pero acabó con una consulta a los ciudadanos cuando en diciembre de 2019, 71 parlamentarios solicitaron por escrito la realización del referendo con el objetivo de retrasar la entrada en vigor de la nueva ley en enero de este año.

Etiquetas
----