fbpx
Portada » Luis Garicano, indignado con el acaparamiento sanitario de Alemania y Francia: «Es una deslealtad y un ataque grave»
Mundo

Luis Garicano, indignado con el acaparamiento sanitario de Alemania y Francia: «Es una deslealtad y un ataque grave»

luis garicano - Luis Garicano, indignado con el acaparamiento sanitario de Alemania y Francia: «Es una deslealtad y un ataque grave» - mundo

Alemania realizó una ‘jugada maestra’ que le dotará de una ventaja logística sobre el resto de la Unión Europea en la lucha contra el coronavirus. En las últimas décadas, el país germano fue centralizando la fabricación de las mascarillas y otros productos para la protección sanitaria, una medida que apoyaron el resto de integrantes de la Comunidad Europea a cambio de facilitar el tránsito y las ayudas ante posibles crisis sanitarias.

Sin embargo, ante una pandemia que afecta a todos por igual, el gobierno de Alemania ha ordenado suspender la exportación de estos productos para contar con el equipamiento necesario en la lucha contra el nuevo coronavirus. Un plan que se ha visto replicado en Francia con otros materiales sanitarios y de protección. Una decisión que ha sido valorada por Luis Garicano como “una de las deslealtades y uno de los ataques más graves a la UE que hemos visto nunca”.

En una entrevista con ‘El Mundo, el eurodiputado y vicepresidente de la Alianza de los Liberales y Demócratas explica porqué ha sentado tan mal la decisión de los franceses y de los alemanes: “Un mercado único supone que yo no produzco cereales porque los produces tú y tú no produces mascarillas porque las produzco yo. Eso no es aceptable, eso no es Europa y me ha parecido muy grave”.

Ante las dudas sobre si Europa podrá seguir confiando de sus socios, Garicano reconoce que “creo que hay que valorar muy positivamente lo del BCE. Esta es la única institución europea con capacidad de actuación y actúa. El consejo es una institución intergubernamental y no actúa. Acusamos a Europa cuando son los gobiernos los que paralizan. Los gobiernos a la vez se niegan a hacer cesiones de soberanía y después se quejan de que Europa no funciona. Una cosa que puede pasar con esta crisis es que se produzcan nuevas cesiones de soberanía en áreas clave”.

Alemania, cerrada

Siguiendo las recomendaciones de la célula de crisis del Gobierno alemán, el Ministerio de Sanidad germano compra de forma centralizada este equipamiento para consultorios médicos, hospitales y autoridades. Una medida que está obligando a sus socios europeos a buscar recursos en países extracomunitarios. Por ejemplo, Cuba, Venezuela y China ya están enviando recursos sanitarios a países como Italia.

Además, por orden del Ministerio de Economía alemán, se prohibió la exportación de equipamiento médico de protección, como mascarillas de protección respiratoria, guantes y trajes de protección. Dicho departamento ha aclarado que solo se harán excepciones en casos estrictos, entre los que se contarían las acciones de ayuda humanitaria internacional.

En vista de la propagación del virus, el equipo de protección escasea en todo el mundo. Los médicos de la Seguridad Social alemana habían advertido de que las existencias básicas de los consultorios no serían suficientes en Alemania si seguía aumentando el número de casos sospechosos.

Golpe a la economía

El vicepresidente de la Alianza de los Liberales y Demócratas cree que “el impacto económico va a ser enorme”. En este sentido, plantea un simple ejercicio de aritmética: “que todos los bares, todos los hoteles, todos los restaurantes de España estén cerrados supone mucho dinero. Estamos hablando de caídas del PIB mayores que las que se produjeron en la crisis financiera”.

En este sentido, considera que el tiempo juega en contra para las finanzas. “La cuestión importante es cuántos meses va a durar esto. Si fueran tres o cuatro semanas, lo superamos sin problemas. A medida que vaya durando más, las consecuencias se vuelven irreversibles. Por eso es importante que actúe el sector público para garantizar toda esa actividad económica congelada”.

Aunque se ha intentando comparar con una economía de guerra, Garicano está convencido de que se trata de algo totalmente nuevo: “La economía de guerra es sobre la movilización de recursos y ahora estamos en una cosa distinta, le estamos diciendo a la gente que se quede en su casa. Eso no tiene precedentes”.

mercedes banner - Luis Garicano, indignado con el acaparamiento sanitario de Alemania y Francia: «Es una deslealtad y un ataque grave» - mundo