Portada » CRÍTICA ‘POSITIONS’: ARIANA GRANDE RINDE HOMENAJE AL PODER DE LA MUJER A TRAVÉS DE LA SEXUALIDAD
Música y un poco más

CRÍTICA ‘POSITIONS’: ARIANA GRANDE RINDE HOMENAJE AL PODER DE LA MUJER A TRAVÉS DE LA SEXUALIDAD

El sexto álbum de la diva pop está marcado por un punto y a parte en su vida

Ariana Grande (Florida, 1993) ha vuelto con nuevo disco, Positions, aunque realmente nunca se fue. Tras el éxito de Rain On Me junto a Lady Gaga y Stuck With U junto a Justin Bieber, la cantante ha querido lanzar su sexto álbum de estudio. Lo ha hecho casi por sorpresa, empezando la promoción solo dos semanas antes de la publicación.Porque a estas alturas, Ariana no necesita vendernos nada.

En tan solo siete años, Grande se ha convertido en una de las reinas de la industria. Aunque la artista comenzó haciendo baladas y temas más pop en sus primeros álbumes (Yours Truly, My Everything, Dangerous Woman y Sweetener), en 2019 decidió cambiar el ritmo de su carrera y dedicarse al sonido que realmente le gusta: el R&B. ¡Y no le fue nada mal! Con Thank U, Next, Ari consiguió sus dos primeros números 1 de Billboard con el tema homónimo del álbum y 7 Rings.

Ahora, un año y medio después, la artista repite jugada y lanza un disco R&B con toques pop. Positions sigue la estela de su anterior trabajo con catorce nuevas canciones, donde la cantante se siente como pez en el agua. Y es que, aunque sus principales éxitos hayan sido pop, Grande es una artista R&B.

El sonido

El sonido es uno de los aspectos más cuidados de Positions. Otra vez, Ariana ha vuelto a apostar por Tommy Brown para la producción. Aunque el productor ya había trabajado con ella antes de Thank U, Next, fue en ese álbum donde encontraron el sonido que encontramos en este nuevo disco. De hecho, en esta ocasión han seguido los mismos patrones: ritmos marcados, puentes donde la voz de Ari coge protagonismo e instrumentación en momentos clave.

La mezcla de todos estos elementos se ve perfectamente en My hair o Shut Up, con la que Ariana abre el álbum a golpe de violines. De hecho, en esta canción la cantante juega con la instrumentación terminando con una banda sonora made in Hollywood que se desvanece.

Es cierto que en algunas canciones como Motive, donde colabora con Doja Cat, el sonido roza el dance; y en las dos últimas canciones, Obvious y Pov, aunque sin abandonar el R&B, escuchamos a la Ariana Grande más melódica que conocimos en sus primeros trabajos.

También tenemos que hacer mención a la colaboración que tiene con The Weeknd y donde la marca del cantante estadounidense queda plasmada en la producción. El intérprete de Blinding Lights tira de teclado y sintetizadores para crear la melodía que acompaña las voces de los cantantes. Se trata de una de las producciones más redondas del álbum.

Las letras

Ariana Grande dejó de ser una chica Nickelodeon hace muchos años. La estrella pop ha vuelto a hablar sin miedo de algunas experiencias personales en las letras de Positions. La cantante, que se encuentra en uno de sus mejores momentos, ha querido rendir homenaje a la sensualidad y sexualidad de la mujer en este nuevo disco. Sin ningún tipo de tapujo, la artista habla explícitamente sobre el libido y la práctica de las relaciones sexuales.

Ejemplo de ello es 34+35 donde explica las ganas que tiene de acostarse con su pareja y estar toda la noche despiertos en el estribillo: “Can you stay up all night? Fuck me ’til the daylight” (¿Puedes quedarte despierto toda la noche? Fóllame hasta la madrugada). En Six Thirty y Nasty, donde la intérprete intenta conquistar a su crush, vuelve a tocar este mismo tema. Con la sexualidad, Ariana vuelve a demostrar con sus letras el empoderamiento femenino que ya tocó en God is a woman. La joven envía un mensaje de quererse a una misma y eso también tiene que ver con la sexualidad.

Además, tanto en Just Like a Magic como en el primer single del disco, Positions, Ariana muestra todas las facetas que tienen las mujeres de hoy en día: la de trabajadoras, la de perfectas novias y la de amantes. Y es que el álbum está lleno de referencias al poder femenino.

La cantante también ha querido lanzar una pullita a la prensa y a sus haters. Ari empieza el disco con Shut Up, mandando a tomar viento a todas las críticas y especulaciones sobre su vida. En los últimos años, Ariana ha recibido toda clase de elogios y premios por sus trabajos musicales, pero al mismo tiempo ha pasado algunos de los aspectos más dolorosos de su vida: desde la muerte de su ex Mac Miller hasta el atentado de su concierto en Manchester, pasando por su ruptura con Pete Davidson o la separación de alguno de sus amigos. Ariana manda un mensaje muy claro en esta canción: estoy bien y no os tenéis que preocupar por mí, así que mejor cerrar la boca.

No es casualidad que Ariana haya decidido empezar el álbum con esta canción. Una vez que ha dejado claro que no quiere hablar más de aquellos episodios, Ari sumerge al oyente en los nuevos sentimientos que le pasan por la cabeza: la mayor parte de ellos relacionados con el sexo y la posibilidad de volver a enamorarse.

A pesar de ello, Ariana Grande vuelve a expresar lo complicado que es para ella volver a tener una relación en la colaboración que tiene con The Weeknd. En Off The Table, el cantante puede estar haciendo referencia a Mac Miller cuando dice “ I’ll wait for you even though it always feels like I’ll be number two to someone you can’t hold anymore” (Te esperaré aunque siempre sienta que vaya a ser el número dos de alguien a quien ya no puedes abrazar). Este mismo tema ya lo trató en ghostin, una de las canciones de su anterior álbum.

Las colaboraciones

Para Positions, Ariana ha contado con tres de los artistas más solicitados del momento. La joven ha vuelto a coincidir con The Weeknd en Off The Table. Los artistas ya lanzaron Love Me Harder en 2014. De hecho, en la propia letra de esta nueva canción hace referencia a la anterior en la frase “I can you love you harder than I did before was in a dark place back then”.

Se trata de una de las canciones más redondas del álbum, donde las voces de ambos artistas se compaginan a la perfección, tratándose de un mid-tempo donde la letra es la principal protagonista.

También encontramos a Doja Cat en Motive, una de las canciones más movidas del álbum. Con un toque dance, las dos artistas se unen para poner a caldo al típico chico que solo quiere presumir de “mujer trofeo”. Sororidad ante todo. ¡Una maravilla!

Por último, encontramos Safety Net junto a Ty Solla $ign. De las tres colaboraciones, se trata de la que más sigue el sonido del álbum, apostando por un ritmo R&b, donde el rapero también se siente agusto.

Conclusión

Positions sigue la misma estela de Thank U, Next, aunque sin el factor sorpresa del primero. Ariana ha vuelto a hacer lo que quiere, apostando por algunas de las mejores letras de su carrera. La artista homenajea en cada una de sus canciones el poder de las mujeres, ya sea a través de la sensualidad o poniendo en su lugar a todas aquellas personas que la han criticado. Es verdad que es inevitable comparar este álbum con el anterior donde apostó, desde el mismo género, por samplear algunas canciones conocidas por todo el mundo como la banda sonora de Sonrisas y lágrimas.

Es verdad que algunos fans de la cantante echarán de menos aquellas baladas que se marcaba en Dangerous Woman que dejaban sin aliento, y es que llevan dos discos sin escucharlas. Pero hay que aceptar que la verdadera Ari es R&B.

En Positions, Grande escribe desde la felicidad y desde el amor. La cantante deja de lado algunos de los capítulos más tristes de su vida para centrarse en lo bueno. ¡por fin!. ¿Y qué hay mejor que el amor hacia uno mismo? Ariana habla sobre lo que mejor conoce en cada una de las letras: el poder, la sensualidad y el amor.

Etiquetas
----