Portada » Las peores cápsulas de café espresso de los ‘súper’ españoles: el análisis de la OCU
Nutrición

Las peores cápsulas de café espresso de los ‘súper’ españoles: el análisis de la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios ha analizado la calidad y la presencia de contaminantes en 19 marcas que podemos comprar en los establecimientos.

Tomar un buen café es uno de los mayores placeres que existen en España. Pese a los mitos que siempre lo han rodeado, se trata de un alimento con numerosos beneficios para la salud. En los últimos tiempos, la irrupción en el mercado de las cafeteras Nespresso y Dolce Gusto ha provocado que la tradicional forma de elaboración de este exquisito brebaje haya cambiado. Cada vez son más las personas que prescinden de la clásica cafetera italiana para pasarse a las nuevas máquinas que también son capaces de preparar un café excelente gracias a las cápsulas que utilizan.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado casi una veintena de cápsulas que podemos encontrar en el supermercado con el objetivo de saber cuáles son las mejores y las peores. El análisis se ha realizado en base a cuatro criterios principales: la información que aparece en el etiquetado; la cantidad de humedad, sólidos solubles, cafeína y contaminantes presentes en las cápsulas (acrilamida y ocratoxina A). Además, un panel de expertos llevó a cabo la valoración organoléptica y se comprobó que no hubiera defectos en las cápsulas. “Hay cápsulas compatibles tan ricas como originales, pero no siempre es así”, señala la OCU.

Estas cápsulas fueron valoradas con un 78 sobre 100, pero además son las más baratas que se pueden encontrar en el mercado. Su precio asciende a menos de 5 euros por un envase de alrededor de 30 cápsulas. El aspecto que más destaca de estas cápsulas es su composición, que recibió una nota de 83 sobre 100 según los expertos de la OCU. Además, los expertos catadores puntuaron con un 79 sobre 100 su sabor.

Sin embargo, en el otro lado de la balanza están las cápsulas Markus Ristretto 9, que comercializa Aldi. La OCU califica estas cápsulas como de mala calidad y le otorga una nota de 40 sobre 100, la más baja de todas las muestras analizadas. En concreto, los especialistas de la organización señalan que tienen una composición especialmente mala (23 sobre 100). El siguiente apartado que ha sido calificado con una menor nota es el de impacto ambiental, con un 25 sobre 100. Así, la mejor nota la obtiene en el apartado de contaminantes, con un 70 sobre 100.

La organización señala que, pese a que hay cápsulas de mayor y menor calidad, “los resultados del análisis son en general buenos o incluso excelentes”. De hecho, “no se han encontrado restos de Ocratoxina A, una sustancia tóxica producida por un moho del café crudo”. Además, “aunque sí se ha detectado acrilamida, una sustancia potencialmente cancerígena producida durante el tostado del grano, estaba en cantidades por debajo del límite fijado por la UE”.

Asimismo, la OCU denuncia que existe falta de información respecto al origen y variedad del café en el etiquetado de muchos de los productos. De la misma forma, también recuerda que “hay que tirar los posos de las cápsulas a la bolsa de la basura orgánica, y a la de envases las cápsulas, ya sin posos, juntas y apretadas, de modo que puedan ser detectadas durante el proceso de reciclado”.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class