Portada » Chocolate negro: ¿un aliado de las dietas para adelgazar?
Salud

Chocolate negro: ¿un aliado de las dietas para adelgazar?

El chocolate con independencia de su contenido en cacao se trata de un alimento calórico que debe consumirse de forma moderada dentro de una dieta equilibrada, tal y como recuerdan las expertas consultadas por CuídatePlus. “Unos 100 gramos de chocolate negro contienen 520 calorías, así como 42 gramos de azúcares y 27 gramos de grasas, de las cuales 21 corresponden a grasas saturadas”, explica Ana Zugasti, facultativa de Endocrinología y Nutrición y vocal de Comunicación de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). El elevado aporte calórico también se mantiene en sus versiones con alto contenido en cacao: “Una porción de 15g de chocolate negro con 85% de cacao, el equivalente a una onza, aporta alrededor de 90kcal”, comenta Rosa Arnau, vocal de Alimentación del Colegio de Farmacéuticos de Castellón (Icofcs).

Entonces, ¿el chocolate negro es un aliado para adelgazar y saciar las ganas de dulce? Según esta farmacéutica especializada en nutrición, “la clave está en comer chocolate en poca cantidad para que en nuestra dieta no se nos disparen las calorías y, sobre todo, en moverse para quemarlo”. Asimismo, Arnau aconseja comer con moderación el resto de alimentos si la intención es combatir la obesidad, ya que de nada sirve limitar el consumo de chocolate si luego se comen en exceso otros productos como las patatas fritas y el resto de alimentos con altos niveles de grasas saturadas y azúcares. En este punto, Zugasti recomienda la ingesta de chocolate con porcentaje de cacao por encima del 70% en el marco de una dieta saludable.

No obstante, esta especialista en endocrinología y nutrición advierte que las diferencias nutricionales entre los distintos tipos de chocolates no son muy grandes: si por cada 100 gramos de chocolate negro el aporte es de 520 calorías, la misma cantidad de chocolate con leche contiene 535 calorías, mientras que unos 100 gramos de chocolate blanco ascienden a las 566 calorías. “En este sentido, la recomendación de escoger el chocolate negro, se explica, más que por su perfil nutricional, por su mayor contenido en flavonoides, unas sustancias a las que se atribuyen efectos beneficiosos para la salud cardiovascular y que están en mayor concentración en los chocolates con más porcentaje de cacao”, aclara Zugasti.

Qué dice la ciencia sobre el chocolate negro

Sobre qué indica la evidencia científica y el consumo por parte de las personas con diabetes, esta endocrinóloga apunta que “los resultados de 14 estudios prospectivos recogidos en un metaanálisis han relacionado un mayor consumo de chocolate con una menor incidencia de enfermedad cardiaca coronaria, accidente cerebrovascular e incluso diabetes tipo 2, concluyendo en un análisis dosis-respuesta que el máximo beneficio se obtiene consumiendo de dos a tres raciones de 30 g por semana”. Al respecto, Arnau señala que existen en el mercado chocolates para diabéticos que se elaboran sustituyendo parte o la totalidad del azúcar por un edulcorante, como polioles, malitol o sorbitol. “En términos generales, para la mayoría de las personas con diabetes el chocolate debe consumirse con moderación, uno o dos trozos pequeños para evitar un aumento en los niveles de azúcar, siendo el chocolate negro la mejor elección”, matiza y añade: “Si la persona es diabética o tiene algún problema metabólico lo más recomendable es que lo consulte con su endocrino”.

Tipos de chocolate en el mercado

En la actualidad hay distintas variedades de chocolate, posicionándose el negro como la más saludable. ¿Es cierto que tener ligeramente menos calorías lo convierte en un alimento más sano? En primer lugar, Zugasti concreta que el chocolate es una mezcla homogénea de cacao en polvo o pasta de cacao y azúcar pulverizada, a la que se le puede haber añadido manteca de cacao, tal y como describe el Código Alimentario Español. “En cualquier caso, debe contener un 35% como mínimo de materia seca total de cacao, del cual un 18% como mínimo será manteca de cacao y un 14% como mínimo materia seca de cacao desgrasado”, sostiene esta especialista.

Chocolate negro o amargo

Sobre la nomenclatura de los productos que hay en el mercado con un mayor porcentaje de cacao, Zugasti aclara que ni la Directiva europea ni la Reglamentación Técnico Sanitaria Española lo incorporan en las normas ni establecen qué requisitos debe cumplir la denominación de chocolate negro. “El mismo documento sí distingue entre diferentes tipos de chocolate, como el chocolate con leche, con frutos secos o con cereales y con frutas”, especifica.

En términos generales, Arnau comenta que el denominado chocolate negro contiene más cacao, entre 60 a 85%, y menos azúcar y grasa. “También nos podemos encontrar con el chocolate medio amargo: tiene entre un 40 y un 55% de cacao, poca cantidad de manteca de cacao y azúcar”, incide.

Chocolate ruby o rosado

“Es un nuevo tipo de chocolate que contiene 47,3% de cacao, leche y azúcar. Su coloración rosada es natural, ya que se fabrica a partir del grano de cacao Ruby, por lo que no posee ni saborizantes ni colorantes”, explica Arnau. Además, esta farmacéutica destaca que este chocolate tiene un característico sabor a frutos rojos.

Chocolate con leche

Según Arnau, se trata del chocolate más común y su receta contiene cacao, leche y azúcar: por cada 100 gramos contiene 54 gramos de azúcares y 49 de grasas.

Chocolate con frutos secos o con cereales

“Deriva de un chocolate solo o con leche al que se le ha agregado entre un 8% y un 40% de avellanas, almendras, nueces, piñones o cereales tostados, enteros o troceados”, describe Zugasti.

Chocolate con frutas

Al igual que en el caso anterior, este producto procede de un chocolate solo o con leche al que se añade entre un 5% y un 40% de frutas, enteras o troceadas, desecadas o confitadas. “En nuestro entorno, la variedad más apreciada y también más popular es el chocolate con trozos de naranja”, subraya esta endocrinóloga.

Chocolate blanco

Cada 100 gramos de producto contienen 56 gramos de azúcares y 53 de grasas, ya que es un alimento sin cacao con más azúcar en sus ingredientes. “Se trata de un producto elaborado con manteca de cacao, azúcar y materias sólidas de la leche”, detalla la portavoz de la SEEN.

Cómo elegir un chocolate saludable

Las expertas consultadas por CuídatePlus coinciden en que el principal factor a tener en cuenta es la composición del chocolate: cuánto más alto sea el contenido de cacao propio del chocolate negro o amargo, más beneficios tendrá para la salud tendrá. “Es fundamental revisar en la lista de ingredientes de la etiqueta que el primero sea el cacao y no el azúcar. Y mejor el que no indique contiene grasas vegetales además de manteca de cacao”, recalca Zugasti.

Por su parte, Arnau apuesta por las versiones que contienen entre un 70 y un 99% de cacao porque contienen menos azúcares y la concentración de nutrientes y antioxidantes es mayor. Asimismo, esta farmacéutica sostiene que se pueden tomar una o dos onzas al día de este tipo de chocolate si a la persona le gusta, incluso aunque se esté siguiendo una dieta para perder peso. “Me parece peor excluir radicalmente el chocolate de una dieta para adelgazar porque cualquier régimen restrictivo puede causar más ganas o ansia de la comida que se prohíbe”, alerta.

Además, Zugasti pide prestar atención a los chocolates rellenos: “El porcentaje de cacao al que se refiere es el de la porción exterior del chocolate, no el del producto final, que suele estar cargado de ingredientes de inferior calidad, principalmente azúcares simples”, concluye.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class