Portada » Colesterol: las 8 comidas típicamente navideñas que tienen peligro
Salud

Colesterol: las 8 comidas típicamente navideñas que tienen peligro

La langosta - Colesterol: las 8 comidas típicamente navideñas que tienen peligro - salud

Con toda la razón del mundo y sobre todo en esta época en que el español medio come a dos carrillos y suele vivir hasta pasados los 80, el colesterol tiene mala fama y da mucho miedo.

Es lógico, porque su exceso está asociado con enfermedades cardiovasculares: a mayor nivel de colesterol en sangre, mayor riesgo de sufrir un infarto.

Cierto que el colesterol que circula en sangre no proviene únicamente de los alimentos que consumimos; también es sintetizado por nuestro organismo.

Según los últimos estudios, poco más del 20 % del colesterol en la sangre proviene de los alimentos. La mayor parte es producida por nuestro cuerpo.

Dicho esto, resulta innegable que lo que comes influye y por eso, convencidos de que te vas a ponber como el kiko en estas fiestas, te damos esta lista:

  • Lácteos
    Cuidado con la leche entera y todo lo que lleve entre sus condimentos nata, mantequilla o margarina. Son alimentos ricos en en grasas saturadas, que juegan un papel esencial en la subida del colesterol. Conviene sustituir los productos enteros por lácteos semidesnatados o desnatados enriquecidos con vitaminas liposolubles.
  • Quesos
    En general, los que más grasas saturadas y colesterol tienen son los que han sido sometidos a un mayor proceso de curación y los de untar, como por ejemplo el gouda, el emmental, el queso de cabra curado, el parmesano y el brie. Y se puedo optar, mejor hacerlo por los de oveja o cabra prácticamente no tienen colesterol. Pero consumir siempre siempre con moderación.
  • Cordero
    Como otras carnes rojas y la ternera o el buey son dos ejemplos, el cordero es ‘millonario’ en colesterol y grasas saturadas. Si no puedes resistir la tentación, elige el trozo con menos grasa.
  • Jamón
    Como el resto de fiambres y embutidos, además de tener un exceso de sal, tienen elevadas proporciones de grasas saturadas y colesterol. Mejor ibérico que otro, pero sin pasarse.
  • Callos con garbanzos
    La casquería y las vísceras aportan vitaminas A, D, y B12 y minerales como el cobre y el potasio, pero hay que consumirlas con mucha moderación ya que su contenido en colesterol y grasas saturadas es muy elevado.
  • Turrón
    Los aliementos azucarados, la bollería industrial y los productos ultraprocesados, suelen tener altas concentraciones de grasas saturadas y trans y favorecen el aumento del colesterol.
  • Flan
    Si es del bueno, del que s ehace en casa o se compra en sitios de postín, lleva huevo, un producto que tradicionalmente se ha prohibido, porque su yema contiene un alto porcentaje de colesterol.
  • Mariscos
    Esto son palabras mayores, porque en la mesa del español es un producto casi preceptivo en Navidad. Las cigalas, las gambas o los langostinos tienen elevadas cantidades de colesterol en su composición. De la Langosta, ya ni hablamos.

Etiquetas
mercedes banner - Colesterol: las 8 comidas típicamente navideñas que tienen peligro - salud
----