fbpx
Portada » Coronavirus: ¿Es seguro utilizar el aire acondicionado?
Salud

Coronavirus: ¿Es seguro utilizar el aire acondicionado?

restaurante 1 - Coronavirus: ¿Es seguro utilizar el aire acondicionado? - salud

Hasta ahora se considera comprobado que la transmisión del coronavirus se produce por vía respiratoria, a través de las gotitas respiratorias (partículas grandes, de más de 5 micras), denominadas de Flügge, que son que las personas producen cuando tosen, estornudan o hablan.

Sin embargo, un grupo de 239 científicos de 32 países han publicado en Clinical of Infectious Diseases una carta abierta dirigida a la Organización Mundial de la Salud para pedir que se tenga en consideración la posibilidad de que el coronavirus se transmita por el aire, especialmente en lugares cerrados. ¿Cómo influye esta posible evidencia científica en el uso del aire acondicionado? ¿Es seguro utilizarlo?

¿Cómo evitar el riesgo?

El riesgo no es cero pero el aire acondicionado se puede utilizar haciendo siempre hincapié en la necesidad de ventilar para renovar el aire, dice Isabel Marín, presidenta de la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA). “El riesgo está ahí, nunca se ha descartado. Esta publicación es una llamada a que no se baje la guardia y a no se desconsidere el aire acondicionado aunque no sea, ni mucho menos, la principal fuente de contagio”.

En su carta los científicos afirman que la higiene de manos y la distancia social son apropiados, pero insuficientes para “ofrecer protección frente a las microgotas respiratorias que liberan las personas infectadas en el aire”. Este problema, según exponen, es especialmente agudo en entornos cerrados o interiores, “particularmente en aquellos que están masificados o tienen una ventilación inadecuada en lo que se refiere al aforo y a periodos extensos de exposición”.

Según Marín, la evidencia que relaciona el uso del aire acondicionado y del contagio de coronavirus no es concluyente: “Se ha visto que no hay una evidencia muy fuerte, aunque sabemos que el aire acondicionado puede aumentar la dispersión de las partículas que contengan el virus. Por eso  se recomienda renovar el aire ya sea de forma natural o forzada de los locales, controlar el aforo, utilizar la mascarilla y practicar la distancia social”. En esto coincide, Isabel Urrutia, neumóloga y coordinadora del área de medio ambiente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), quien afirma que “no hay que alarmar a la población, pero sí exigir medidas de higiene”.

Marín señala que la posición de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, y SESA, establecida en mayo y la de estos investigadores están en la misma línea. “Su posicionamiento es una llamada de atención al principio de precaución, básico en salud pública, que busca prevenir” mientras se evalúan los datos disponibles.

Abrir las ventanas

Lo más sencillo es abrir las ventanas en los casos en los que se pueda. No obstante, en los casos en los que los locales “no puedan realizar esta ventilación de forma natural o forzada tendría que recurrir a sistemas específicos de higienización del aire”, dice el documento de Sespas. Se trata, por tanto, de asegurar la calidad del aire, favoreciendo la recirculación del aire y la aportación de aire limpio, primando la higiene.

Las normas habituales sobre cómo obtener una buena calidad del aire en oficinas, que están incluidas en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), parecen suficientes para los espacios de trabajo, que exigen una ‘buena calidad del aire interior’. En espacios de atención sanitaria la normativa es más exigente.

ventilar1 - Coronavirus: ¿Es seguro utilizar el aire acondicionado? - salud

En cuanto al uso y mantenimiento de los lavabos en lugares públicos cerrados, Sespas sigue aconsejado la higiene de manos, así como la limpieza y la ventilación frecuente de las instalaciones. “Se ha comprobado la excreción fecal del virus por las personas infectadas y aunque no está documentada esta vía como forma de contagio, para no favorecer la posible difusión del virus se recomienda cerrar las tapas de los WC antes de descargar el agua”. Además, la sociedad  recomienda evitar que el aire fluya de los aseos al resto del edificio.

¿Puedo utilizar el aire acondicionado en casa?

Marín considera que en un domicilio el uso es aún más fácil. Normalmente en las casas la refrigeración se realiza por split de pared o por un sistema familiar que coge aire de la calle. Este es enfriado por el compresor y saca el aire caliente”. Este aire exterior no está comprometido para la Covid-19 y no supone un riesgo. No obstante, sigue siendo conveniente abrir las ventanas para ventilar cada día.

Por otro lado, el virus no puede reproducirse en los sistemas de ventilación. Una de las recomendaciones principales de Marín es que esta controversia no debe alimentar el miedo a utilizar el aire acondicionado, sino que, al contrario, debe llevar a reforzar las condiciones de higiene. El aire acondicionado puede ser utilizado por cualquier persona siempre que sea necesario bajar la temperatura, y muy especialmente por aquéllas en riesgo de sufrir un golpe de calor o cuando las altas temperaturas puedan suponer un agravamiento de enfermedades ya existentes.

Otros virus

La carta firmada por los investigadores habla también de la evidencia en la propagación por el aire de otros virus, como el virus respiratorio sincitial, el MERS y la gripe, que pueden ser exhalados y/o detectados en los lugares cerrados donde se encuentran los pacientes, lo que podría suponer una vía de infección para personas sanas. Marín añade que esta vía de contagio no se ha descartado, aunque no es ni de cerca la principal forma de transmisión.

Urrutia recuerda que el aire acondicionado reseca mucho la garganta y es, en ocasiones puntuales, foco de brotes de legionella además de un lugar donde puede crecer un tipo de hongo, el aspergillus, y por ello insiste en la necesidad de mantener medidas higiénicas.

Etiquetas
mercedes banner - Coronavirus: ¿Es seguro utilizar el aire acondicionado? - salud