fbpx
Portada » La fibra fermentable influye en el control cerebral del apetito
Salud

La fibra fermentable influye en el control cerebral del apetito

La fibra fermentable influye en el control cerebral del apetito

La fibra sacia, como puede constatarse a diario ante el plato. Hoy, un estudio que se publica en Nature Communications también lo avala de forma científica. En esta revista un grupo multicéntrico de investigadores, encabezado por Gary Frost, del Imperial College de Londres, identifica las moléculas que se liberan en la fibra durante su digestión en el intestino y cómo estas moléculas suprimen el apetito al incidir en el área del cerebro que regula el hambre.

En el trabajo, realizado sobre modelo murino, también han participado los científicos Blanca Lizarbe y Sebastian Cerdán, del Laboratorio de Imagen y Espectroscopia por Resonancia Magnética (Lismar), en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Madrid Alberto Sols, centro del CSICy la Universidad Autónoma de Madrid.

La mayoría de las comidas procesadas de la dieta occidental son ricas en azúcares refinados y en grasas, pero no contienen mucha fibra fermentable, la que predomina en las legumbres, ciertos cereales como la avena y la cebada, y en algunas frutas. En estudios previos se ha demostrado que la fermentación de la fibra por los microorganismos de la flora intestinal reduce la ingestión total de alimentos, así como el peso corporal. En estos trabajos se ha visto también que la fibra ejerce un efecto en las hormonas intestinales supresoras del apetito.

En el estudio que ahora se publica, los científicos han constatado que esa fermentación de la fibra tiene una influencia directa en la supresión del apetito que está regulada por mecanismos neurológicos.

Así, el acetato de los ácidos grasos de cadena corta, que se libera de la fibra como resultado de la fermentación microbiana en el intestino, se acumula para actuar en las células nerviosas en el hipotálamo del ratón, el área que controla el apetito.

Acetato o fibra

Los autores del estudio destacan que la administración bien de fibra soluble o de acetato puro a los ratones reducía de forma muy significativa la ingestión de comida e inducía el modelo de la actividad neuronal que se ha descrito como responsable de la supresión del hambre.

Estos científicos apuntan que, si se confirman los datos obtenidos en el experimento en humanos, se podría investigar si el aumento de la ingesta de fibra fermentable es una opción terapéutica viable y efectiva para el control del peso.

Mercedes-Benz