Portada » Lo que te estás jugando con las apuestas ‘on line’
Salud

Lo que te estás jugando con las apuestas ‘on line’

“A partir del año 2011 muchos más empresarios han entrado en el negocio del juego y la accesibilidad es mayor para el jugador, lo que incrementa la susceptibilidad a la adicción. Se han dado una gran cantidad de licencias, ahora tenemos las casas de apuestas por todos lados, incluso en algunas te invitan al desayuno”, afirma a CuídatePlus Marian García Arigüel, coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Adicciones del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid y directora del centro Orbium Adicciones.

Desde que se ha regulado en España (Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego), se ha producido un aumento de todas las modalidades del juego, sobre todo presencial. Pero lo que también se está observando es una tendencia ascendente del juego on line. Se estima que en el futuro el juego sea más virtual.

“El jugador tradicional tiene unos 40 o 50 años de edad y prefiere las máquinas tragaperras, las quinielas y la lotería, a las que juega de manera presencial. Mientras que los jóvenes de entre 20 y 30 años juegan a más juegos distintos y on line, sobre todo apuestas deportivas y juegos de cartas como el póquer. Ellos prefieren los juegos que combinan el azar y la habilidad. Por otro lado, la población joven acude más a salas de juego”, perfila la psicóloga.

Entre los tipos de juego on line no tan frecuentes pero en los que las personas con ludopatía invierten mayores cantidades de dinero están la bolsa para los jugadores de 40 o 50 años y el casino para los de 20 o 30 años.

“Cuando el juego se convierte en el centro de la vida de una persona; ocupando gran parte de la actividad diaria, pensando en cómo jugar, cuándo o de dónde sacar el dinero para poder hacerlo; y se es incapaz de dejar de jugar a pesar de la consecuencias negativas que dañan seriamente sus relaciones familiares, laborales y personales, estamos ante un trastorno del juego”. Así lo recoge el Informe sobre Adicciones comportamentales, realizado por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas.

Los autores de este informe también advierten que “muchos comportamientos potencialmente adictivos, incluidos el trastorno de juego, encuentran su herramienta perfecta on line. La inmediatez de la recompensa, la fácil accesibilidad las 24 horas al día, el anonimato y el entorno íntimo que proporcionan las nuevas tecnologías, se convierten en un instrumento en el que las personas dan rienda suelta al comportamiento adictivo, facilitando el descontrol”.

¿Los jóvenes son más vulnerables a la adicción al juego en internet?

Los jóvenes son “carne de cañón” para la adicción al juego de azar on line. “Estadísticamente los jóvenes empiezan a tener problemas con el juego a los 21 años, pero esta cifra (recogida en 2017) se ha quedado obsoleta. De hecho, ya estamos viendo que los niños de 13 años están jugando. Antes de los 18 años alrededor del 60 por ciento de los menores reconocen que ya han jugado”, destaca García Arigüel.

A esas edades aún no han desarrollado sus procesos emocionales ni cognitivos, la toma de decisiones ni el sistema de recompensas. La identidad personal está todavía “sin hacer”. Además, la publicidad tiene un mayor impacto en ellos que en los adultos; quieren hacer lo que sus ídolos deportivos les dicen.

“La población joven quiere dinero fácil y la sociedad le obliga a consumir. Las ciudades no facilitan la socialización. Los jóvenes pasan mucho tiempo en casa jugando a videojuegos. Por otra parte, habría que plantearse revisar el ocio actual porque una de las actividades que hacen con sus amigos es ir a apostar. Aunque es ilegal participar en apuestas antes de la mayoría de edad y entrar en salas de juego, las trampas son fáciles, igual que lo es colarse a las discotecas siendo menor”, comenta la experta en Psicología.

Pistas para detectar un problema con el juego ‘on line’

¿Cuáles son los signos y síntomas para detectar que un familiar o amigo tiene un problema con el juego on line? “Como en toda enfermedad de adicción, se van produciendo cambios que al principio son poco perceptibles y que, poco a poco, van cobrando fuerza”, responde García Arigüel. Estas serían las pistas a las que habría que estar atentos:

  • Cambios en el estado de ánimo. El individuo que juega está excitado, irascible y malhumorado si tiene abstinencia.
  • Se incrementa mucho el tiempo en internet, reduciéndose el tiempo de ocio.
  • Se rechaza el contacto con la familia y los amigos.
  • Hay alteraciones en el rendimiento cognitivo, en la memoria y en la atención. Se da mucho fracaso escolar y laboral derivados de la adicción al juego.
  • El sueño se altera, la higiene personal se cuida mucho menos, se deteriora la alimentación…
  • Se reduce la energía, pero también se manifiesta aburrimiento.

Cuando se detecta que un hijo está jugando mucho, ¿qué se puede hacer? La coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Adicciones del Colegio madrileño de Psicología aconseja “estar atentos a qué estado de ánimo tiene y a qué dedica el tiempo libre. Si es menor de edad, hacerle propuestas de ocio saludable. Si es mayor de edad, hay que hablar con ellos porque posiblemente haya deterioro a nivel económico (cometen pequeños hurtos y robos e incluso a veces piden microcréditos). Por la consulta pasó un joven de 21 años que tenía ya una deuda de 100.000 euros”.

La progresión del juego ocasional al patológico

Aunque la experta en Psicología señala que “no hay una línea que podamos trazar entre el paso de un juego ocasional a otro considerado como patológico, ya que se produce muy gradualmente, podríamos mencionar algunos pasos”:

  1. Probar. Si la persona las primeras veces tuvo mucho éxito en el juego, es más probable que siga jugando y llegue a tener dependencia.
  2. Incrementar el comportamiento de juego y esmerarse en recuperar las pérdidas económicas. Van aumentando poco a poco el tiempo y el dinero invertidos, dejando de lado el resto de actividades de ocio y deportivas. A veces verbalizan a su entorno las ganancias que están obteniendo con el juego.
  3. Engañar, mentir y hacer malabarismos con la economía. Cada vez es mayor el dinero perdido. En este punto ya se produce deterioro físico, emocional, cognitivo y social.

“A pesar de que ya lo han perdido todo en su vida, su meta es que algún día les va a tocar mucho dinero. En los adictos al juego hay una serie de distorsiones del pensamientocomo ya he perdido muchas veces, ahora me toca ganar, se dicen a sí mismos”, relata la directora de Orbium Adicciones.

Cuáles son los efectos negativos asociados al juego

Además de los síntomas mencionados anteriormente, entre los efectos negativos asociados al juego destacan la tristeza, la ansiedad, la depresión, los problemas de memoria y la toma de decisiones errónea.

La familia se deteriora, las parejas rompen, se abandona a los hijos, pierden los amigos, no rinden en el trabajo ni en el colegio, etcétera. Hasta establecen una relación con las máquinas tragaperras como si se tratasen de personas.

Tratamiento de los trastornos del juego

Respecto al abordaje terapéutico de los trastornos del juego, la psicóloga comenta que últimamente se está hablando de los tratamientos de control regulado -por ejemplo, jugar un número limitado de veces y con un importe de dinero también restringido-, pero no considera que sean efectivos y duraderos porque los adictos son personas emocionalmente muy frágiles.

“Soy partidaria de la intervención cognitivo-conductal. Al paciente hay que enseñarle qué es lo que está pasando y cómo va a progresar. Hay que controlar los estímulos, el acceso al dinero y las compañías para prevenir las recaídas. La bebida, por ejemplo, puede favorecer el impulso de jugar. También se puede utilizar mindfulness y otras técnicas de relajación para reducir el deseo en el momento ansioso”, explica la experta.

Es necesario intervenir con la familia y fortalecer la inteligencia emocional. Es imprescindible un cambio de vida, en el que el ocio también se modifique. García Arigüel lo denomina “tuning de la identidad personal”.

Medidas para frenar este problema

Respecto a las medidas para frenar el crecimiento de los jugadores on line, García Arigüel menciona las siguientes:

  • Hay que regular mucho la parte de la publicidad.
  • Hacer programas de prevención de colegios.
  • Potenciar mucho el ocio saludable de los jóvenes y de relaciones amistosas sanas.
  • Asegurar que no se tenga acceso a las casas de apuestas antes de los 18 años.
  • Que la sociedad sepa lo que está sucediendo. Si todos estamos más alertas y se desestigmatiza el problema de la adicción al juego, mejorará la prevención y la intervención.
  • No abrir salas de juego cerca de los colegios.
Etiquetas
----