fbpx
Portada » Síndrome vespertino, ¿en qué consiste?
Salud

Síndrome vespertino, ¿en qué consiste?

manos-anciano-500x334

El síndrome vespertino puede mejorar si el paciente se expone a la luz natural durante las primeras horas de la mañana.

El síndrome vespertino consiste en una sensación de agitación y desorientación que ocurre en las últimas horas de la tarde. Continúa durante la noche y puede producir ansiedad e irritación en quien lo sufre.

El síndrome vespertino es un trastorno que afecta casi al 20% de las personas que sufren de Alzheimer. La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia; consiste en una disminución de las habilidades cognitivas de la persona.

Es decir, el Alzheimer hace que se alteren la memoria, el pensamiento, el comportamiento y muchas más funciones cognitivas. Es un trastorno progresivo que acaba incapacitando a las personas y afecta a casi un 10% de los ancianos mayores de 65 años.

Debido a su incidencia y su importancia, en este artículo te explicamos en qué consiste el síndrome vespertino y cómo tratarlo.

¿En qué consiste el síndrome vespertino?

desorientacion

Como hemos mencionado, el síndrome vespertino es un periodo de desorientación que aparece durante la tarde y puede prolongarse hasta la noche. Afecta a las personas que sufren de Alzheimer. De hecho, suele surgir en aquellos que atraviesan la etapa intermedia de esta enfermedad.

No se sabe muy bien por qué ocurre. Algunos estudios indican que su causa es una alteración del ritmo circadiano. El ritmo circadiano se refiere a ese »reloj interno» que nos permite controlar los ciclos de descanso y de vigilia.

Este ritmo es controlado por una zona del cerebro llamada núcleo supraquiasmático. Su funcionamiento se basa en una sustancia llamada melatonina. Se cree que el síndrome vespertino se debe a que en el Alzheimer se altera esta zona.

Al dañarse este área, se modifica la cantidad de melatonina y se altera todo el reloj biológico. Por ello se produce esta confusión y esta desorientación.

Sin embargo, también se relaciona con otros factores. Por ejemplo, se cree que el cansancio, el hambre y la sed influyen. Del mismo modo, la luz más tenue a estas horas, el dolor y el malestar también se asocian al síndrome vespertino.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome vespertino?

En realidad, el síndrome vespertino no es una enfermedad. Se trata de un conjunto de síntomas que se producen durante la tarde. Además, es conveniente saber que también puede ocurrir en otras demencias, no solo en el Alzheimer.

Principalmente, el síndrome vespertino provoca desorientación y ansiedad. Sin embargo, también puede producir agresividad o que la persona que lo sufre deambule de un lado a otro.

Aquellos que lo padecen pueden tratar de romper su ropa o lanzar objetos. De hecho, pueden tratar de autolesionarse y gritar. Algunos presentan mucho sueño durante el día y más actividad durante la noche.

prevenir-alzheimer

Consejos para afrontar el síndrome vespertino

No hay una medida específica para poder evitar el síndrome vespertino, pero sí hay una serie de conductas que pueden ayudar a reducir o evitar los síntomas del Alzheimer. Lo ideal es acudir siempre a un médico que te aconseje. Pero, además, puedes seguir estos consejos:

  • Trata de hacer que la persona que lo sufre se exponga a la luz natural por la mañana temprano. Esto hace que el ritmo circadiano se regule. Si no es posible, puedes hacerlo con luz artificial.
  • Lo ideal es evitar que el paciente duerma durante el día. Para ello, planifica actividades sencillas o ejercicios fáciles; así podrá descansar mejor durante la noche.
  • Hay que cuidar su alimentación, reduciendo el consumo de dulces y eliminando la cafeína. Las cenas deben ser ligeras, ya que una digestión pesada siempre influye en el descanso.
  • A la hora de dormir, hay que intentar que el ambiente sea lo más relajado posible. No se debe someter a las personas con Alzheimer a sujeciones físicas, ya que provocan miedo y una agitación aún mayor.
  • Trata de crear rutinas estables y horarios para las comidas y las actividades.

Por supuesto, hay que transmitirle toda la tranquilidad y la confianza posibleen el momento que sufra el síndrome vespertino. Además, hay que intentar que la persona siempre tenga objetos familiares cerca. De hecho, se deben evitar los cambios de residencia.

En conclusión

Si alguien cercano a ti sufre Alzheimer y crees que puede estar presentando un síndrome vespertino, lo ideal es que acudas a un médico para que él te aconseje.

Aunque sea duro, trata de mantener la calma y transmitir toda la serenidad posible. Intenta establecer rutinas diarias para las comidas y las actividades, y sobre todo, controlar las horas de sueño.

Mercedes-Benz