Portada » Cómo despertar el deseo sexual en la mujer
Sexualidad

Cómo despertar el deseo sexual en la mujer

Después de tanto tiempo de relación puedes despertar de nuevo el deseo sexual en tu mujer, ¿quieres saber cuál es la clave?

El deseo sexual en la mujer puede cambiar a lo largo de su vida por diferentes cuestiones, ya sea una enfermedad, una discusión con la pareja o el estrés del día a día. En otros casos, no es que la mujer no desee mantener relaciones sexuales como el hombre, sino que cuenta con motivaciones diferentes.

Dentro de esas razones a veces no se incluye el deseo sexual, sino el hecho de potenciar su autoestima o buscar la intimidad emocional con la pareja. Saber esto es fundamental para entender a la mujer, que no siempre se muestra tan receptiva como el hombre.

A pesar de todo, es posible trabajar para fomentar el deseo a través de la estimulación y la excitación. De esa forma, el placer se verá intensificado y las relaciones sexuales serán más satisfactorias.

Consejos para despertar el deseo en la mujer

La rutina puede causar estragos importantes en muchos matrimonios, que deciden abandonar el sexo sin más. Sin embargo, existen formas para despertar la libido de la mujer y encender la llama con mayor habitualidad:

  • Planificar una rutina con sexo. El sexo no tiene que ser algo espontáneo, más aún si llevamos años con nuestra pareja. Nuestro día a día suele estar organizado de principio a fin y es lógico que el sexo forme parte de esa planificación. Buscar momentos para tener encuentros sexuales es buena idea, siempre y cuando probemos nuevas experiencias y estemos abiertos a seguir los consejos de los profesionales.
  • Trabajar los preliminares es fundamental para que la mujer pueda sentir deseo. La mujer quiere seguir haciendo el amor con su pareja, aunque no aparezca ese apetito sexual del que hablamos. Sin embargo, si se alargan un poco los preliminares y se es cariñoso, la mujer acabará excitándose hasta el punto de obtener un orgasmo más placentero.
  • Optimismo y apostar por lo que nos gusta. Siempre y cuando la mujer se sienta deseada y sea estimulada sexualmente, comenzará a centrarse en lo que está haciendo, con sentimientos positivos que le ayudarán a disfrutar. Al mantenernos optimistas y mostrar satisfacción, el coito funcionará mucho mejor. Además, no cabe duda de que lo mejor en estos casos es practicar aquello que realmente funciona, desechando lo que va mal en la pareja. De esa forma, la mujer comenzará a sentir que el esfuerzo funciona.
  • Escoger el momento adecuado. Cuando la mujer tiene algún problema emocional con la pareja, le es imposible concentrarse en el plano íntimo. Es posible que quiera hacer el amor, pero no cabe duda de que una discusión va a afectar el acto sin remedio. A la hora de mantener relaciones sexuales, la pareja debe estar en un momento emocional estable y equilibrado para poder centrarse en ello. Las riñas de pareja no suelen solucionarse en la cama y la mejor opción es intentarlo cuando la situación sea factible.
  • El orgasmo no tiene que ser siempre el objetivo final. Parece que para el hombre llegar al orgasmo resulta fundamental. Sin embargo, el caso de la mujer es diferente. Muchas veces, lo que más les motiva es simplemente sentir placer, algo que muchos hombres no acaban de entender. Para ellos es frustrante que su pareja no llegue al orgasmo, aunque es preciso matizar que no tenerlo nunca puede ser un problema. En cambio si aparece con relativa frecuencia, hay que restarle importancia, más aún si la mujer no lo busca o no lo necesita.
Etiquetas
----