Portada » Ana Obregón recupera la ilusión con las Campanadas: «Es el primer día que me despierto y no lloro»
Television

Ana Obregón recupera la ilusión con las Campanadas: «Es el primer día que me despierto y no lloro»

Junto a Anne Igartiburu, la bióloga despedirá en TVE un año trágico marcado por el coronavirus y por la muerte de su hijo, Álex Lequio: «Sigo siendo madre hasta el día que me muera»

Nadie mejor para presentar este año las Campanadas que Ana ObregónJunto a ella, los espectadores que decidan seguir la emisión de TVE despedirán un año aciago, marcado por la pandemia del coronavirus, la crisis económica, el desastre de las residencias, las distancias y el adiós a miles de seres queridos. Quién mejor que la que fue presentadora de «Qué apostamos» para apoyar y, sobre todo, comprender, ante la incertidumbre y el desconsuelo de unas fechas que suelen pasarse en familia, a los españoles, después del golpe más duro que puede recibir una madre: la muerte de su hijo Álex Lequio, a los 27 años.

Como escribía Pilar Vidal en ABC, desde entonces, la presentadora apenas se ha dejado ver en un par de ocasiones, durante el funeral de Álex y este verano haciendo la compra en Mallorca. Tanto su familia como sus amigos han estado apoyándola en un durísimo trance, del que parecía no tener fuerzas para salir. De hecho, uno de sus últimos mensajes era: «No tengo ganas de reír, ni de bailar, ni de ponerme modelitos».

Sin embargo, acompañar en la despedida del año a millones de españoles le ha hecho recuperar cierto ánimo. La sonrisa todavía costará más. Anne Igartiburu, con quien dará las Campanadas, la entrevistó para «Corazón» con motivo de la grabación del vídeo promocional de RTVE, en la que es su primera entrevista después de la tragedia.

Tras un tiempo a la deriva, siente su regreso a la televisión como «volver a casa». «Me hace ilusión que seamos dos mujeres, pero sobre todo que ha sido un año muy difícil para todo el mundo, no solo para mí, y que hay 60 mil familias de fallecidos de coronavirus, 200 mil por cáncer y todas ellas se van a identificar conmigo ese día. Si les doy un poco de amor, ya me quedo satisfecha», asegura Ana Obregón.

«Sigo siendo madre hasta que me muera»

En la entrevista insistió, sobre todo, en el amor, tan necesario en estos duros momentos. «Estas Campanadas no quiero decir cuál va a ser el mensaje, pero van a ver un corazón que, aunque esté roto, está lleno de amor», le dice a Igartiburu. «El mensaje de dos mujeres, madres las dos, porque yo sigo siendo madre hasta el día que me muera. Van a ver que las mujeres valemos, tenemos poder, corazón, sensibilidad. El mensaje va a ser de esperanza, pero sobre todo de mucho amor».

Las Campanadas suponen el regreso de la bióloga a TVE, tras su polémico paso por «MasterChef Celebrity», pero también el motoro a una ilusión que parecía haber perdido tras la muerte de su hijo. «Este es el primer día que me despierto y no lloro. Las lágrimas son sanadoras. No ha habido mensaje, me he despertado esta mañana y he tenido una fuerza brutal que me ha dado Álex para volver a la vida». Igartiburu aseguró verla más ilusionada, quizás gracias a las Campanadas, después del duro golpe que le dio la vida. «No he tenido chispa en la mirada hasta hoy», reconoció Ana Obregón.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class