Portada » El enfado de Mediaset con Anabel Pantoja es un paripé: ¡lo que chirría de su abandono de Sola/Solo!
Television

El enfado de Mediaset con Anabel Pantoja es un paripé: ¡lo que chirría de su abandono de Sola/Solo!

Anabel Pantoja durante su participación en 'Sola/Solo'. Mediaset

Jesús Carmona 

El reality no está funcionando y aquí hay que ir con caballo ganador: Sofía Suescun. ¿Y si Anabel estuviese de acuerdo desde el principio?

No me creo nada, y mira que he puesto empeño en creérmelo, pero nada. Ni con esas. Quieren hacernos creer que Anabel Pantoja (34 años) ha abandonado el reality Sola/Solo, y que esto ha provocado un enfado morrocotudo en la productora y en la cadena Mediaset. Me cuenta una persona que los jefes están que trinan con ella, que hay un tremendo malestar por su espantada tras tan solo ocho días de retiro en ese piso. Me decía, insisto, esta persona que Anabel no quería irse para no decepcionar a los que le dan de comer, pero que aquello era un calvario para ella.

Que se levantaba y acostaba llorando, que ha estado ocho días poco menos que arrastrándose, mendigando salir de allí. Y me decían ayer que no abandonaba por eso; por no enfadar a Mediaset y para que no le cerraran el grifo. Habían apostado por ella para un reality nuevo, y no quería fallar. Se lo debía. Me aseguran con absoluto convencimiento que ella “entró como para un mes, convencida”. Y lo que hasta ayer me creía a pies juntillas -esta persona nunca me miente-, este martes, al verla ya en el plató de Sálvame, maleta en mano, algo me ha chirriado. 

¿Saben ustedes esa sensación imprecisa que se siente, esa sospecha tonta pero muy presente y molesta, ese runrún? Pues eso. Algo no me cuadra. Me dice mi fuente que este martes ha sido clave. Determinante. Hasta el pasado lunes, Anabel quería seguir dentro del concurso. Estaba mal, pero fuerte. Y este martes, por la mañana, todo cambió. Que el tema de salud que ha pretextado es verdad: lo que quiera que tenga se le ha recrudecido dentro del concurso, me secretean. Eso me cuentan, pero tampoco me lo creo. (No es que no me crea el problema de salud, Dios me libre, sino su importancia y peso en la decisión del abandono).

Y si juntamos que no creo nada de lo anteriomente citado con el hecho de que Sofía Suescun (24) anunciaba -a eso de las tres de la tarde de este martes- en su debut en Ya es mediodía que sustituía a Anabel en Solalas piezas de este rompecabezas se me han ido juntando, ayudadas por el imán de la lógica o la malicia, vete a saber. Las cosas en la vida no son baladí, ninguna. Las elecciones, tampoco. Todo tiene una razón, un motivo. ¿Por qué Sofía Suescun? ¿Por qué precisamente ella? Pensando, rumiando yo solo, me pregunto: ¿cómo le habrá ido a Mitele PLUS este invento desde que hace ocho días se estrenara?

Recuerden que solo pueden ver el reality los abonados a Mitele PLUS y, según dicen en Twitter -lo mismo no están en lo cierto-, no se han abonado tantas personas como esperaban. Vamos, que por ese patio de vecinos que es la red se habla de un auténtico fracaso, que la gente pasa de pagar por ver a Anabel Pantoja, que la chica no despierta lo que tiene que despertar. La verdad es que yo me sumo a toda esa gente: a mí Anabel me da una pereza que me mata. Pero, ojo, puede que simplemente yo no entienda de esto y listo. Que tampoco hay que saber de todo en esta vida, pero Anabel me hace bostezar.

Y entonces, de este cóctel de ideas, informaciones y suposiciones que me he creado se podría colegir que se han despachado de lo lindo a Anabel Pantoja, que lo han hablado con ella, que ella ha estado de acuerdo. Que no pasa nada, de verdad, Anabel, no habrá represalias de ningún tipo. Puedes estar tranquila, todo irá bien, pero para esto no sirves. Esto no está funcionando y aquí hay que ir con caballo ganador. Y ese caballo se llama Sofía Suescun.

De hecho, en el momento en que su nombre se ha conocido ha sido Trending Topic en Twitter. Sofía mueve, agita, enloquece a las masas. Tiene una legión de seguidores que han llegado a boicotear el programa Mujeres y Hombres y Viceversa por creerse que el espacio ya no quería contar más con ella, su musa. Suescun es al reality lo que Lydia Lozano (59) a Sálvame. ¿Y si Anabel estuviese de acuerdo desde el principio en todo? Sí, me chirría mucho. Esto es un auténtico paripé.

mercedes banner - El enfado de Mediaset con Anabel Pantoja es un paripé: ¡lo que chirría de su abandono de Sola/Solo! - television
----