fbpx
Portada » Isabel Coixet (Foodie Love): “Hay demasiada literatura en según qué restaurantes”
Television

Isabel Coixet (Foodie Love): “Hay demasiada literatura en según qué restaurantes”

image 5 - Isabel Coixet (Foodie Love): "Hay demasiada literatura en según qué restaurantes" - television

La cineasta convierte su primera serie en una carta de amor al cine y la comida sin recetas ni fórmulas aprendidas.

Le gusta recordar a Isabel Coixet que el cine le sabe, le huele y hasta le suena al aroma pegajoso y dulzón de los caramelos Darlins. De ellos se alimentaban quizá sus sueños de niña en la oscuridad del cine Texas de Barcelona donde su abuela Trini era taquillera. Era cuestión de tiempo, por tanto, que una cineasta que llama a su productora con el nombre de un condimento japonés (Miss Wasabi) acabara haciendo no tanto a las golosinas como a la propia comida protagonista de su trabajo. Foodie Love es el nombre de la serie que acaba de estrenar HBO y que, dividida en ocho episodios de poco más de media hora cada uno, se come. Literalmente. Y una vez deglutida queda, como los propios caramelos, pegada a la retina antes que a los dientes, que también.

«Lo que me interesaba», razona a modo de presentación, «es retratar el acto de comer como un ejercicio festivo, lúdico y, sobre todo, compartido. Eso de probar algo y tener la necesidad urgente de hacérselo probar a alguien. Y al revés, estar siempre pendiente de nuevos gustos». Se detiene y se pregunta «¿Y si el propio cine es eso mismo?». La película (pues, aunque partida en capítulos, es eso) cuenta la historia de un amor. No hay más. Guillermo Pfening y Laia Costa son dos que adoran perderse en los rincones de todos los platos que se echan a la boca. No es sólo gula, que también, es simplemente hambre.

La serie recorre restaurantes finos, otros no tanto, chiringuitos, barras e incluso panaderías con la misma pasión que se mancha los dedos en el cine de Alain Resnais, por ejemplo y por Hiroshima mon amour. Y todo ello con la misma glotonería con la que tiempo atrás mezclaba Isadora, de Karel Reisz, con, otra vez, los dichosos Darlins. «Lo que me gusta de la cocina es lo mismo que del cine», reflexiona. «No me gusta seguir reglas ni recetas. Lo que me entretiene es mezclar ingredientes y dejarme sorprender». Y así es.

15754834972394 - Isabel Coixet (Foodie Love): "Hay demasiada literatura en según qué restaurantes" - television

Cuenta que su plato estrella es el arroz negro; que le pueden las croquetas, la tortilla española, el queso Rey Silo y las anchoas de Santoña; que la película de comida que le sigue fascinando es El festín de Babette, de Gabriel Axel; que le molestan los locales cuyos camareros explican los platos más de la cuenta («Hay demasiada literatura en según qué restaurantes de tres estrellas Michelin»); que le pone combinar el mar con la montaña, la sepia con las albóndigas… Y mientras cuenta, se confiesa: «Ferran Adrià dice que ha pasado el tiempo de los cocineros y que ahora somos más comensales. Y me reconozco en esa definición». Y quién sabe si hasta el mismo cine y las series servidas sin pausa no se adapten perfectamente a esa misma definición.

Foodie Love discurre por la pantalla y lo mismo llena que consuela. Incluso, llegado un momento, amarga. Ligeramente, con mucho estilo, pero amarga. Y eso nunca lo hizo un caramelo Darlins. La edad.

loading...
Etiquetas
mercedes banner - Isabel Coixet (Foodie Love): "Hay demasiada literatura en según qué restaurantes" - television