Portada » Reese Witherspoon, la injustísima ausencia de los ‘Emmy 2020’
Television

Reese Witherspoon, la injustísima ausencia de los ‘Emmy 2020’

JORGE RABAZO

En los últimos tres años la actriz ha protagonizado tres proyectos televisivos importantes: ‘Big Little Lies’, ‘The Morning Show’ y ‘Little Fires Everywhere’

Succession (HBO), Schitt’s Creek (Pop TV) y Watchmen (HBO) son las favoritas a ser las grandes triunfadoras en las principales categorías de la 72ª edición de premios Emmy que se entregarán en la madrugada del domingo 20 al lunes 21 de septiembre en el Staples Center de Los Ángeles. Una gala que contará con una injustísima ausencia: la de Reese Whiterspoon.

Aunque comenzó su carrera profesional durante la década de los 90, con participaciones en cintas como Verano en LousianaJack el osoFreeway (Sin salida) o Pasión obsesiva, y con las que ya se alzó con varios premios, no sería hasta los 2000, con la entrada del nuevo milenio, cuando Whiterspoon conseguiría reconocimiento mundial.

La cosa ya apuntaba maneras en el año 99, cuando su papel de Annette Hargrove en Crueles intenciones fue altamente elogiado por la crítica estadounidense. Pero sin duda, el estrellato mundial definitivo se lo daría la Elle Woods, de Una rubia muy legal.

Y precisamente ese sigue siendo uno de los papeles más recordados de la actriz en la actualidadAlgo que ha hecho para muchos que esa una sorpresa los derroteros que ha tomado la carrera de Whiterspoon en los últimos años, con un perfil mucho más serio que el de la mencionada comedia. Pero ni siquiera ganar el Oscar en 2005 con En la cuerda floja le sirvió para quitarse de encima la injusta imagen de “rubia tonta”.

Reese Witherspoon ha encontrado un nuevo hogar en televisión

Durante la década de 2010, de hecho, su carrera cinematográfica ha sido mucho menos prolífica. Agua para elefantes, Alma salvaje o Un pliegue en el tiempo han sido películas más o menos importantes en la carrera de la actriz, pero sí daba cierta sensación de “desaparición” por parte de una mujer que había sido una verdadera estrella en el inicio de siglo.

Así, parece que la actriz ha encontrado en los últimos años un nuevo hogar en televisión. En 2017 se convertía en productora y protagonista principal de Big Little Lies, una serie basada en el libro del mismo nombre que, de forma nada sorprendente teniendo en cuenta la calidad y el elenco – Whiterspoon compartía pantalla con actrices de la talla de Nicole Kidman, Laura Dern, Shaeline Woodly Zöe Kravtiz – se convertía en uno de los mayores éxitos del canal HBO en los últimos años.

Un éxito que le sirvió para renovar por una segunda tanda de episodios, que vio la luz en 2019 y que, lejos de estropear la calidad de la serie, la elevó a un más con la incorporación de Meryl Streep.

En Big Little Lies Whiterspoon se ponía en la piel de Madeline Mackenzie, una madre de esas aparentemente perfectas, con familia de revista, pero en la que hay algunos secretos que esconder. Algo similar ocurre con Little Fires Everywhere, otro de los proyectos que la actriz ha tenido durante el pasado año, también como productora y protagonista principal, estrenada durante el primer trimestre de 2020 y que en España ha llegado de la mano de Amazon Prime Video. Una producción extraordinaria en la que Whiterspoon vuelve a comerse cada segundo en el que aparece en pantalla.

Por si fuera poco, la actriz ha protagonizado y producido otra ficción importante en 2019. Se trata de The Morning Show, una dramedia que narra la historia de un programa matinal de televisión en sus horas más bajas. Pero, al parecer, ninguno de estos tres papeles han sido suficientes para la Academia de la televisión estadounidense, dejando a la actriz fuera de la candidatura de Mejor actriz, tanto en serie de drama como en miniserie, y es tremendamente injusto. 

Es llamativo no ver entre los nominados a uno de los nombres más importantes de la televisión estadounidense de la actualidad

Más injusto aún cuando las propias compañeras de reparto de Witherspoon, Kerry Washington en Little Fires Everywhere y Jennifer Aniston en The Morning show, si han conseguido – de forma merecida, ojo – pasar la criba de estos premios. Puede que los votos se hayan dividido entre las tres producciones que la actriz tenía en competición, pero no deja de ser llamativo no ver a uno de los nombres más importantes de la televisión estadounidense en la actualidad.

En cualquier caso, nos encargaremos de reivindicar la figura de Reese Whiterspoon las veces que hagan falta, con o sin nominaciones, y esperamos que este pequeño “tropiezo” en los premios más importantes de la televisión estadounidense no aleje a la actriz de continuar ofreciendo proyectos de calidad que están siendo un auténtico soplo de aire fresco en esta era plagada de series.

----