Portada » «Sentimental», el orgasmo de la vecina de Cesc Gay que inspiró su nueva película
Television

«Sentimental», el orgasmo de la vecina de Cesc Gay que inspiró su nueva película

El cineasta, ganador del Goya por «Truman», estrena una comedia muy seria basada en su propia obra de teatro, «Los vecinos de arriba»

Asegura Cesc Gay, ganador del Goya por «Truman», que él no tiene imaginación y por eso cuenta historias sobre lo que vive o lo que le cuentan sus amigos. No tuvo que imaginar nada cuando toda su familia escuchó a la vecina de arriba en un arrebato de pasión. Después de la cara de póker vino la idea: una historia de parejas que se cruzan y tan diferentes como lo son sus camas.

El guion que Cesc Gay perfiló tras la anécdota inicial se acabó convirtiendo en la obra de teatro «Los vecinos de arriba», que durante cuatro años recorrió los escenarios de más de veinte países. Tras ese tiempo, el cineasta retomó lo que siempre fue en su cabeza: una

película. «He aprovechado todas esas horas de vuelo del teatro para saber qué funciona mejor», apunta sobre «Sentimental», la adaptación que hoy llega a las carteleras de los cines. «No soy especialista en comedia, porque la comedia es una cosa muy exigene, y por eso nos vino bien tener toda esa experiencia previa, porque en otro tipo de cine lo puedes adornar de una atmósfera o de más escenarios, pero aquí todo es el texto y los actores», señala el cineasta.

Hacer reír es una cosa muy seria

Todo el humor que arroja el texto choca en los rostros muy serios de Javier Cámara y Griselda Siciliani, un matrimonio que ya no recuerda lo que era una conversación sin gritos ni una noche con pasión. Enfrente, la pareja de Belén Cuesta y Alberto San Juan se convierte en un espejo donde todo parece ser más divertido. Al menos para el personaje de Griselda, asqueada con la sequedad de un Javier Cámara que sabe hacer reír desde la más absoluta seriedad. «La estirpe de actores cómicos es mítica en este país. Que nos llamen cómicos es muy bonito, y me gustaría que me representase esa palabra como actor, porque los cómicos somos los sobrinos pequeños de Fernando Fernán Gómez, de López Vázquez, de Jose Luis Ozores…», presume Javier Cámara, que en estos últimos años no ha parado entre el éxito de «Narcos», las películas de Fernando Trueba y Cesc Gay y «The New Pope», la serie de Paolo Sorrentino.

En las antípodas -al menos del personaje- está Alberto San Juan. Hombre de teatro más que habituado al cine, se ha movido como pez en el agua en ese escenario único que plantea «Sentimental». «La comedia no resta ninguna profundidad a una historia: Woody Allen es un cómico inmenso y algunas de sus películas tienen un enorme calado», apunta el actor, que cuenta que siempre se tomó esta historia como un proyecto para la gran pantalla. «En el teatro tienes más autonomía porque nadie va a reconstruir en la sala de montaje tu interpretación. Eso sí, si el director es bueno te hará mejor actor, pero no controlas el proceso», desgrana.

Educación «sentimental»

Tanto Javier Cámara como Alberto San Juan repiten de mano de Cesc Gay, uno de los cineastas españoles que más profundo escarba en el interior de las personas. «Le fascina retratar las relaciones humanas porque encuentra preguntas que le asombran, aunque sepa que no va a encontrar respuestas», explica San Juan. «Los temas que toca son universales, porque los grandes artistas son muy observadores incluso de sí mismos, y esos son los que saben tocar los corazones de la gente, los que cogen una historia mínima y la hacen universal», sentencia Javier Cámara.

Etiquetas
----