fbpx
Portada » 48 horas en Kiev
Escapadas y Viajes

48 horas en Kiev

kiev bajo la nieve - 48 horas en Kiev - viajes

Ocio, cultura y arte se conjugan entre la monumentalidad de la capital ucraniana para asombrar al visitante una y otra vez

La mayor parte de los visitantes que llegan a Kiev lo hacen motivados por el turismo oscuro de la planta nuclear de Chernóbil y sus alrededores, razón por la que la subestimada capital de Ucrania aún goza del encanto de ser un destino sin descubrir. Quizá esto se deba a su exigua promoción turística, reflejada en la escasa oferta hotelera que lentamente comienza a ampliarse, o al estado, entre retro y decadente, de museos como el de Chernóbil.

La magia de Kiev está en descubrirla desde la ignorancia. Sentirse el único extranjero recorriendo sus rincones llenos de arte, degustar suculentas cenas a precios muy económicos y profundizar en la historia a través de sus edificios más reseñables.

kiev desde el aire - 48 horas en Kiev - viajes

DÍA 1: PASEO VESPERTINO DE RECONOCIMIENTO

Tras acomodarnos en hotel Aloftcomenzamos a explorar la ciudad con la intención de hacerla nuestra. Perdiéndonos entre sus calles descubriremos numerosos parques y esculturas como parte del mobiliario urbano (farolas que cobran vida, bancos en los que sentarse con unos compañeros muy peculiares).

Besarabsky será el primer punto para mezclarnos con la vida local. Se trata de uno de esos mercados en los que aún es posible palpar sus orígenes de principios del siglo XX y pasear entre el colorido de sus flores y frutas. El producto más ofertado entre sus puestos es el caviar, uno de los mejores del mundo

Frente al mercado entraremos en el Pinchuk Art Center, un importante espacio de exposiciones que reúne a artistas contemporáneos internacionales. La curiosa y desconcertante galería de arte cuenta con un rincón especial para disfrutar de las vistas de la ciudad, el café Sky Art situado en la última planta.

A tan solo dos pasos llegamos a la avenida con más vida de Kiev, Khreshchatyk. Aquí podremos dedicar tiempo a las compras en tiendas de firmas internacionales y centros comerciales ubicados en los bajos de sus elegantes edificios.

Entre los centros comerciales sobresale Bci Cboï por ofrecer únicamente productos de diseñadores locales. El popular almacén está repartido entre dos establecimientos a ambos lados de la calle, uno para ropa y complementos y el otro dedicado a muebles y decoración.

mercado de besarabsky - 48 horas en Kiev - viajes

Subiendo por la calle Prorizna, perpendicular a Khreshchatyk, la Puerta Dorada es nuestra siguiente parada, una de las edificaciones más antiguas de Kiev que formaba parte de la muralla defensiva en el siglo XI.

En la esquina de la plaza, podemos acariciar al felino Panteleymón para atraer a la suerte, una escultura en honor a un querido gato del barrio que falleció en un incendio.

El elegante edificio de la Ópera Nacional de Ucrania, a tan solo cinco minutos, nos espera. Es recomendable reservar entradas con antelación para disfrutar de un ballet o una ópera y vibrar con su maravillosa acústica.

Antes de volver al hotel, pasamos por delante de la Universidad (calle Volodymyrska, 60) para ver su simbólico edificio pintado en rojo por mandato del zar Nicolás I como consecuencia de las protestas estudiantiles durante la Primera Guerra Mundial.

La cena la haremos en Fish & Pussycat (Basejna vul. 5B), un curioso restaurante en el que podremos acompañar con cócteles los suculentos platos de pescado.

Tras esta primera rueda de reconocimiento, ya estamos totalmente integrados en la vida ucraniana.

una mujer contempla el edificio de la opera - 48 horas en Kiev - viajes

DÍA 2: BAJO CÚPULAS DORADAS

El color oro perfila la capital ucraniana, el de las cúpulas de las iglesias (Catedral de Santa Sofía, Monasterio de las Cuevas, San Miguel,…), color al que le dedicaremos la jornada de hoy. Pero la ciudad dorada no lo es solo por el magnetismo de las cúpulas de sus iglesias. También por su ambiente cultural, que transforma Kiev en un inesperado torbellino de vida.

Tras un contundente desayuno en el hotel, el día comienza en el Monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas, al que es posible llegar caminando. Nosotros optaremos por hacerlo en el funicular que asciende a la colina de Vladimiro.

Desde la bonita estación, situada junto a la parada de metro Poshtova ploshcha, llegamos al parque Vladimirskaya Gorka, una de las colinas que envuelven Kiev y desde la que entraremos directamente al monasterio. El exterior, de tonos blancos y azul pastel, es de estilo barroco; mientras que el interior conserva el estilo bizantino de sus inicios.

Fue levantado entre los años 1713 y 1760, aunque tuvo que ser reconstruido tras la independencia de Ucrania, ya que las tropas soviéticas lo destruyeron en los años 30. A él podremos entrar también desde una puerta delantera que da a la plaza Mykhailivs’ka.

Después de visitarlo volveremos al parque para descansar ante las inmejorables vistas del río Dniéper en su transcurro hasta el mar Negro. Vladimirskaya Gorka ejerce como uno de los miradores más impresionantes de la ciudad, y algunos astrólogos piensan que es un lugar mágico. La gigantesca estatua de San Vladimir frente al río, en el lado derecho del parque, es su enclave más famoso.

monasterio de san miguel de las cupulas doradas - 48 horas en Kiev - viajes

Si cruzamos por el puente, diseñado con algunos vertiginosos tramos transparentes, llegaremos al Arco de la Amistad de las Naciones, un enorme monumento que se hizo en 1982 para conmemorar el 60 aniversario de la URSS. En 2017, durante la celebración del Festival de Eurovisión en la ciudad, fue renombrado como el Arco de la Diversidad.

A continuación, en la calle Khreshchatyk, nos recibe la Plaza de la Independencia, gran protagonista de la revolución naranja de 2004 y en la que se celebran todos los eventos importantes.

Más adelante, en la plaza Bodgan Hmelninsky, presidida por la escultura del caudillo que acabó con el dominio polaco en el siglo XVII, encontramos la Catedral de Santa Sofía, siguiente parada de nuestra ruta dorada.

Esta catedral fue construida en 1037 para rivalizar con la de Constantinopla, y son muchos los que equiparan su belleza. Los edificios más reseñables del complejo son la Torre de las Campanas y la Iglesia, con pinturas y mosaicos bizantinos y una bella cúpula por la que entra la luz.

Santa Sofía es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1990 y su torre, de 76 metros de altura, uno de los símbolos nacionales y de indispensable visita. Fue construida entre 1699 y 1706 dominando la ciudad alta de Kiev frente a San Miguel de las Cúpulas Doradas.

torre de la catedral de santa sofia - 48 horas en Kiev - viajes

El restaurante Korchma Taras Bulba, a 10 minutos caminando, será el lugar idóneo para reponer fuerzas y degustar la comida tradicional ucraniana en un local muy auténtico.

Con las energías renovadas estamos listos para continuar con la siguiente visita de hoy, que se encuentra, nada menos que a 105,5 metros bajo tierra. Hemos llegado a la estación de Arsenalda, una de las más profundas del mundo.

Desde aquí caminaremos hasta el Monasterio de las Cuevas, un conjunto de iglesias ortodoxas levantadas en el siglo XVII. Lo más atractivo del lugar son las galerías subterráneas o catacumbas, alumbradas por velas, en las que descansan los monjes momificados que levantaron los santuarios.

Si aún nos quedan fuerzas y tiempo, podremos visitar el Museo de la Guerra Patriótica, dedicado a la Segunda Guerra Mundial y el Callejón de las Ciudades Heroicas.

Para terminar el día, proponemos probar los cócteles del hotel y dejarse llevar por los ritmos de la noche kievita.

DÍA 3: VIVIENDO KIEV

Unas escalinatas ascienden a la iglesia de San Andrés, otro de los vestigios barrocos de la Rusia Imperial. Situada en una colina sobre el río Dniéper, contagia de encanto todas las cámaras fotográficas.   Detrás de la catedral, un camino que se adentra a la parte occidental del parque Vladimirskaya Gorka, es ocupado por pintores que exponen sus cuadros en puestos improvisados al aire libre.

iglesia de san andres - 48 horas en Kiev - viajes

En la calle Andriivskiy, que desciende frente a San Andrés hasta la parte baja de la ciudad, la zona de Podil, encontraremos más arte en los establecimientos y galerías de los viejos edificios. También podremos recorrer uno de los lugares más característicos de Kiev, un mercadillo en el que se venden objetos militares, camisetas turísticas con mensajes macabros de Chernóbil, cámaras de fotografía antiguas y matrioskas de temática variada.

Que el mercadillo no nos distraiga del barrio más bonito de Kiev, Vozdvizhenka. Un conjunto de edificios de colores que parecen casitas de muñecas rodeado de parques y mucho arte callejero. Fachadas y pasadizos decorados con los lienzos más vivos acapararán toda nuestra atención.

Justo detrás, y camuflado en la intersección de las calles Vladimirskaya y Bolshaya Zhytomirskaya, se sitúa el parque Landscape Alley o Pasillo de Paisajes, pero preferimos dejarlo para el final.

Una gran noria nos desvela otra parte de la ciudad muy diferente. Casas bajas, tiendecitas y mercados de fruta y verduras definen Podil. Aquí, el restaurante Mama Manana será el elegido para llenar el estómago de delicias georgianas. Nada más entrar, la cocina abierta a los comensales nos hace babear con los platos que por ella desfilan. Querremos probarlos todos.

Con el estómago lleno ponemos rumbo al número 1 de la Avenida Khoryva para visitar el Museo de Chernóbil. A sus puertas se exponen algunos de los vehículos utilizados durante la evacuación de la catástrofe. La imagen decadente de su interior nos hace viajar directamente a la noche del 26 de abril de 1986. Fotografías, cartas, periódicos, objetos pertenecientes a aquellos que vivieron la tragedia e incluso los uniformes que utilizaron los héroes que iban a la muerte sin saberlo hacen estremecer a los visitantes.

Volvemos al escondido Landscape Alley, un parque infantil inspirado en Alicia en el País de las Maravillas tan fotogénico que parece uno de esos lugares modernos hecho para instagramers. Aquí pasaremos el tiempo con el gato Cheshire, el conejo Blanco y las perspectivas del barrio más fotogénico de Kiev. O más bien el tiempo habrá pasado de nosotros… ¡Adiós avión de regreso!

landscape alley - 48 horas en Kiev - viajes

loading...
mercedes banner - 48 horas en Kiev - viajes