Portada » Lieja, la ciudad belga conocida por su insomnio
Escapadas y Viajes

Lieja, la ciudad belga conocida por su insomnio

Lieja

En el valle del río Mosa surge Lieja, la tercera ciudad más poblada de Bélgica. Una urbe a caballo entre su pasado industrial, su patrimonio histórico y la feliz invasión estudiantil.

Una moderna sede universitaria de vida alegre y noctámbula. Un halo de juventud que logra combinarse con un pasado ligado a la historia de la Iglesia. Lieja fue feudo del Sacro Imperio Romano-germánico y sus edificios religiosos son el orgullo de la región valona.

Una ciudad multifacética

Los callejones sin salida, las callejuelas, las construcciones antiguas y las más modernas, se cruzan a lo largo de calles y barrios. Increíbles edificios religiosos, museos y un hermoso centro histórico que se esfuerza por recuperar su patrimonio. La vitalidad de sus estudiantes insufla nuevos aires a la ciudad.

A Lieja se la conoce como “la ciudad ardiente” debido al título de una novela de caballería de 1904. El libro narra la destrucción sufrida por la ciudad en el siglo XV, durante el ataque de las tropas de Carlos el Temerario. A lo largo de la Edad Media, y hasta el siglo XVII, Lieja fue un importante centro cultural y religioso. Una ciudad fascinante y el tercer municipio de Bélgica, por detrás de Bruselas y Amberes. Lieja se sitúa muy cerca de la confluencia de los ríos Ourthe y Mosa.

Una ciudad de maravillosos museos, que relatan su historia y su cultura, y de edificios que se alzan como ejemplo de la antigua arquitectura “mosana”, el característico estilo vinculado al río Mosa.

La Plaza Saint Lambert es el corazón de la ciudad. Frente a ella se alzaba la Catedral de San Lamberto, un impresionante templo gótico que fue destruido durante la Revolución Francesa. Los únicos vestigios que quedan del edificio se reducen a unas columnas.
Actualidad 517710360 159002688 864x486 - Lieja, la ciudad belga conocida por su insomnio - viajes

Sobre la plaza se sitúa el Palacio de los Príncipes-Obispos. Fue construido originalmente en el siglo X pero adquirió su aspecto actual en el siglo XV. Se conservan la fachada barroca y uno de sus patios, enmarcado por una impresionante columnata. Actualmente alberga el Palacio de Justicia.

La Ópera de Lieja. Cerca de la Place-Saint Lambert encontramos la Place de L’Opéra. Allí se ubica el edificio de la “Opéra National de Wallonie”, un recinto que está abierto al público desde 1820. Sus conciertos y óperas atraen a personas de muchos rincones de Bélgica.

El Grand Curtíus es un enorme museo. Fue inaugurado en el año 2009 y posee cuatro edificios en los que se conservan obras muy peculiares. Colecciones de armas, de vidrio, de arqueología y arte religioso o piezas de la cultura “mosana”, que muestran el rico pasado de la ciudad y la vida que siempre existió alrededor del río.

La Plaza del Mercado es la más antigua y bonita del centro histórico. Esta plaza, destruida en varias ocasiones, alojó el mercado principal hasta el siglo XIX. La mayoría de las casas que la rodean fueron construidas en el siglo XVII. Su elemento más significativo es Le Perron, el monumento más famoso de Lieja, una sencilla fuente en la que aparecen Las Tres Gracias como símbolo de la libertad de la ciudad.

Actualidad 517710362 159002752 864x486 - Lieja, la ciudad belga conocida por su insomnio - viajes

 

La Colegiata Saint-Barthélemy es el edificio religioso más antiguo de Lieja. Una iglesia románica, construida en piedra arenisca, entre los siglos XI y XII. En el interior del templo se encuentra el gran icono de la colegiata, su pila bautismal. Está considerada una de las siete maravillas de Bélgica y una obra maestra de la orfebrería por sus figuras en bronce.

El Castillo de Jehay es un impresionante edificio, rodeado de fosos, que se levanta en medio del bosque. Se construyó en el siglo XVI y es un ejemplo del renacimiento mosano. Destaca, en su interior, su mobiliario y una colección artística del conde Gauy Van Den Steen que incluye orfebrería, pintura y escultura. Está declarado patrimonio de Valonia.

La actual Catedral de Saint Paul fue elevada a la categoría de catedral después de que la de Saint Lambert fuese destruida, por completo, durante la Revolución francesa. El templo alberga el Tesoro de Saint Lambert, que incluye piezas excepcionales del patrimonio medieval de Lieja como el mítico “Relicario de Carlos el temerario” o el “Busto-relicario de San Lamberto”, el mártir al que se debe la importancia de ciudad.

Pero, Lieja se actualiza y evoluciona constantemente. La Estación de Guillemins, firmada por el arquitecto español Calatrava, resulta llamativa por su imponente estructura aérea. Un elemento a añadir a los contrastes de una ciudad con mucho que descubrir.

Más información en: infoviajes.contacto@gmail.com

Etiquetas
mercedes banner - Lieja, la ciudad belga conocida por su insomnio - viajes
----